No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Hermosillo

Después de 27 años de no verse: Emociona a Dionisio visita de su hermana

Hace 27 años que la vio por última vez... ahora, ella viajará muchos kilómetros para reencontrarse con él.

Avatar del

Por Gamaliel González

Dioniosio ha recibido apoyo de la comunidad con una casa de campaña y alimento, lo que le motiva a seguir trabajando en su jardín.(Teodoro Borbón)

Dioniosio ha recibido apoyo de la comunidad con una casa de campaña y alimento, lo que le motiva a seguir trabajando en su jardín. | Teodoro Borbón

HERMOSILLO.- Al recibir el anuncio de que será visitado por una de sus hermanas, “Ricardo”, el hombre que creó un jardín por frente del panteón “Las Manitas”,  pasó por un gran momento de confusos sentimientos.


El hombre de 38 años de edad, que se moviliza en una silla de ruedas luego de perder sus piernas al caer de “La Bestia” -el tren en que esperaba llegar hasta la frontera con Estados Unidos hace poco más de cinco años- confesó que su verdadero nombre es Dioniosio Velazco Sánchez y no Ricardo, como se presentó durante la primera entrevista con EL IMPARCIAL. 


Dionisio abrió su corazón y expresó que nunca esperó que su familia viera el video publicado por esta Casa Editorial. 


SORPRESA 


Los sentimientos encontrados los tiene porque su hermana Guadalupe se comunicó por teléfono con una de las vecinas del sector y le dijo que vendría a visitarlo a Hermosillo durante la próxima semana.


Mandaron al ‘Face’ mi nombre y me preguntaron nomás cómo me llamaba y me encontraron... ayer me dieron la respuesta: Que mi hermana ya me había contestado, que quiere verme”, dijo.


Indicó que él, teniendo piernas y habiendo estado en la Ciudad de México, lugar donde vivía su hermana en aquel momento, nunca se tomó el tiempo para visitarla y ahora ella vendrá de otro Estado del País a buscarlo.


La última vez que vio a su hermana, señaló, fue hace 27 años, cuando él tenía 13 y salió de su casa de su natal Ignacio Zaragoza, del municipio San Lalana, Oaxaca.


 “No quiero enfrentarme, es mucho tiempo. ¡Imagínese 27 años sin vernos, Mis pies los perdí en el 2015 y me da vergüenza enfrentarla. Sí estoy contento, pero con mucha vergüenza, oiga, porque cuando tenía pies pues podía (ir) verlos y nunca fui”, recordó.


De día y noche, aseguró, se acuerda de sus padres y de sus hermanos Juan, Pedro, Celso, Margarito y de sus hermanas Tere y Guadalupe. 


 

En esta nota
  • Reencuentro de Familias
  • Migración
  • Reencuentro Familiar

Comentarios