No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas

Cerro de la Campana

Mientras Durazo Montaño se suma a la ruta por el 2021, el presidente AMLO analiza el relevo en la SSPC y ya se mencionan varios perfiles civiles y militares, entre los que están el canciller Marcelo Ebrard...

Por Cerro de la Campana

Aunque la entrada de Alfonso Durazo Montaño a la carrera electoral ya estaba más que cantada desde que hizo públicas sus aspiraciones hace unas semanas, el anuncio de su renuncia a la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC) tuvo gran eco estatal y nacional.

En el que fue su último informe de seguridad nacional en la conferencia matutina del presidente Andrés Manuel López Obrador, Durazo Montaño dio un panorama de los avances que se han conseguido en estos casi dos años al frente de la dependencia, de cómo el ritmo de incremento de la incidencia delictiva ha bajado, de acuerdo con los registros oficiales; la estrategia de regeneración del tejido social para atender las causas de la violencia y la trascendencia de la Guardia Nacional, entre otros puntos.

Como en otras ocasiones, el Presidente le reconoció su labor en la SSPC, que aún encabeza Alfonso Durazo, quien ayer se reunió en su despacho en la CDMX con empresarios sonorenses de los sectores de la construcción y la minería.

Las muestras de apoyo al político llegaron de morenistas como la alcaldesa de Hermosillo, Célida López Cárdenas; el dirigente de Morena en Sonora, Jacobo Mendoza; la diputada federal Wendy Briceño y el delegado del Bienestar Jorge Taddei, entre otros.

Pero también hubo críticas de los opositores, como de los presidentes nacional y estatal del PAN, Marko Cortés y Ernesto Munro; el ex presidente Vicente Fox y el político Diego Fernández, que cuestionaron sus resultados en estos 22 meses de trabajo.

Mientras Durazo Montaño se suma a la ruta por el 2021, el presidente AMLO analiza el relevo en la SSPC y ya se mencionan varios perfiles civiles y militares, entre los que están el canciller Marcelo Ebrard; el secretario de Seguridad de la CDMX, Omar García Harfuch; el subsecretario de Seguridad, Ricardo Mejía Berdeja; el general de brigada Sergio Alberto Martínez Castuera; y Audomaro Martínez, director general del Centro Nacional de Inteligencia y otro hombre de confianza del Presidente. Quien sea tiene que cumplir con la misión de recuperar la paz en México.

**********

Cuando se pensaba que la lucha para recuperar empleos no podía estar peor tras el duro golpe de la pandemia en Sonora, aparece la amenaza cetemista de realizar una huelga masiva el 10 de noviembre, que ha dejado impactado a los sectores productivos.

Y es que el dirigente de la CTM, Javier Villarreal, anunció que en solidaridad con los trabajadores del transporte público que no han sido escuchados en sus demandas, cerca de 130 mil sindicalizados de esa central obrera paralizarán también sus labores.

Los presidentes de organismos empresariales como Alfonso Reina Villegas, de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, le hacen un llamado a la cordura, porque son tiempos de unidad ante los difíciles retos que hay; y Gerardo Vázquez Falcón, de Index Sonora, fue más directo y le pidió al partido de Villarreal, al PRI, a no aceptar estos chantajes, y al secretario del Trabajo, Horacio Valenzuela, a no dar trámite a estos emplazamientos.

El conflicto en el transporte público tiene muchos ángulos, pero el que más pesa y ha pesado es el político, que exige la atención urgente de las autoridades estatales.

Ése es el llamado de los empresarios, porque apenas se han recuperado una tercera parte de los más de 30 mil empleos perdidos por la pandemia y el futuro económico no es aún alentador.

Lo que está en juego no son posiciones políticas, sino el bienestar de los sonorenses.

Comentarios