Tendencias
Cintilla de tendencias

Covid-19

Reforma energética

Alerta Amber CDMX

Precio de tortilla

Vacunación en Ecatepec

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Lyn May revela que pensó en quitarse la vida al desfigurarse el rostro

La vedette se sinceró sobre cómo le afectó emocional y psicológicamente la deformación de su rostro después de haberse inyectado aceite.

Avatar del

Por Fernanda Carrasco

La vedette se sinceró sobre cómo le afectó emocional y psicológicamente la deformación de su rostro después de haberse inyectado aceite.(Captura)

La vedette se sinceró sobre cómo le afectó emocional y psicológicamente la deformación de su rostro después de haberse inyectado aceite. | Captura

MÉXICO.- La famosa vedette de ascendencia china fue la invitada de honor en las entrevistas de la periodista Mara Patricia Castañeda, donde ambas tocaron temas bastante fuertes para Lyn May, pues más allá de hablar sobre sus amantes, también hablaron sobre abuso sexual y la vez que la artista pensó en quitarse la vida.

Liliana Mendionla, nombre completo de Lyn May, recordó todos los momentos que vivió durante su máximo éxito en los cabarets y el cine, entre los cuales se recordó la dura parte de su juventud cuando le desfiguraron el rostro tras inyectarle aceite, lo que considera como uno de los eventos más caóticos de su vida.

De principio, la también cantante habló sobre su infancia en Acapulco donde ella revela que su familia era de escasos recursos, pero como se consideró como una niña feliz no le tomó importancia a eso, “cuando eres niña ni cuenta te das de que eres pobre”, expresa. Después de haber tenido éxito en los cabarets, revela que con su sueldo quiso empezar a darle todo a su madre y después a sus hijas para compensar lo difícil que fue el pasado.

Sufre abuso sexual

Mara Patricia Castañeda le preguntó a Lyn May si era verdad que su padre había abusado sexualmente de ella, lo que la vedette negó totalmente, pero sí hubo un hombre que era amigo de su abuela que, con la excusa de visitar a su amiga, en realidad iba para acosar a la vedette, quien en su momento solo tenía 3 años de edad, según narra.

Yo me acuerdo que cuando llegaba mi mamá yo me alegraba porque ella me pasaba de la hamaca a una camita. Feliz porque el viejo ya no iba a estar ahí tocándome, entonces eso fue una tristeza terrible, porque yo sentía que me moría cuando llegaba el hombre a saludar a mi abuela”, relató.

Este triste evento vuelve a ocurrir a sus 14 años cuando un hombre la invitó a visitar México y ella, en su curiosidad por conocer nuevos lugares, aceptó, sin embargo no esperaba que las cosas resultaran mal. “Yo pensé que me iba a llevar a La Villa, al cine, a conocer México, no pensé que me iba a llevar a un hotel y me iba a violar ahí, pero así son las cosas y ni modo”, expresa.

Este hombre, que cuenta que era un marinero, es el padre de sus dos hijas, pero lo dejo cuando su primera hija tenía dos años y la segunda era solo una recién nacida.

Lyn May pensó en suicidarse

La periodista cuestionó a la vedette sobre el rumor que corre hace muchos años y le preguntó si era verdad que cuando era joven le inyectaron algo en el rostro quiso suicidarse, a lo que Lyn May admite y se sincera sobre cómo sucedió realmente ese evento.

Yo no necesitaba nada, tenía 29 años, a esa edad no necesitas nada, pero llega una mujer y me ofrece que me iba a hacer los pómulos así y asa, y ya sabes, uno ignorante y pues acepté. Y sabes que me inyectan aceite de guisar o de cocina y pues, me dio en la torre (…) Yo me quería morir”, declaró.

La actriz comentó que una mujer se acercó a ella para ofrecerle un tratamiento estético que prometía mejorar sus facciones, pero los resultados le cambiaron la vida para siempre, pues le habrían inyectado aceite comestible que su cuerpo rechazó y provocó que su rostro se desfigurara al punto de perder gran parte de sus rasgos.

Mendionla admitió que se veía en el espejo y pensaba que prefería morir que verse así, pero al pensar en que dejaría a sus hijas y a su madre, decidió no quitarse la vida y seguir luchando por ella y su familia. “Mis hijas me salvaron la vida una vez más”, dijo.

“Que la gente no se deje inyectar nada, porque ahorita te dicen muchas cosas y no sabes qué es ni nada, te dicen: ‘Mira, es colágeno, ‘es ácido hialurónico, y que lo mejor' y no sé qué. Uno dice ‘sí' y les cree”, comenta Lyn May y recordó el caso de Alejandra Guzmán, quien pasó por una situación similar.

A pesar de haber sido un procedimiento bastante riesgoso, la vedette afirma que no llegó a ser más grave, únicamente le tienen que retirar ciertas “bolitas” que se le forman constantemente y le dejan una cicatriz cuando las extraen.
 

En esta nota

Comentarios