No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Deporte Local

Brandon Moreno: Bienvenida de campeón

Brandon Moreno fue recibido en su gimnasio por sus seres queridos; el tijuanense llamó a no rendirse en sus sueños

Avatar del

Por Ashley García

Brandon Moreno: Bienvenida de campeón

Brandon Moreno: Bienvenida de campeón

De manteles largos se vistió el Entram GYM, lugar que miró evolucionar profesionalmente a Brandon "The Assassin Baby" Moreno (19-5-2).

Con mariachi, globos, carne asada, postres y pastel, y con la presencia de entrenadores, familiares y amigos le dieron la bienvenida al primer campeón nacido y criado en México, luego de vencer por sumisión al brasileño Deiveson Figueiredo en una pelea de revancha el pasado sábado.

Moreno arribó a su festejo en punto de las 17:30 horas en compañía de su esposa Shirley y sus hijas, quienes fueron sorprendidos por más de 30 asistentes que esperaban emocionados.

Con apenas 27 años de edad, el luchador de Artes Marciales Mixtas logró obtener el cinturón de peso mosca, luego de participar en la cartelera UFC 263. Con este resultado  renació luego de momentos difíciles, pues hubo pasajes en los que creyó  perderlo todo y aprovechó para hablar sobre lo que significaba la victoria después de tanto esfuerzo. Además, recordó cuando en 2018 sintió que su carrera había terminado.

“No se rindan, para mí el 2018 fue un año horrible. Me despidieron de la UFC. Comencé a tener problemas económicos, problemas personales y familiares. Fueron momentos duros, es una relación de amor-odio porque fueron momentos horribles, pero a la vez me formaron como persona”, contó.

“Por ello aprecio esos momentos tan duros, disfruto hasta cierto punto. Simplemente no se rindan. Soy fiel creyente de que teneos distintas posibilidades, unos mejores que otros, pero el trabajo duro es el que te puede ayudar a mejorar tu posición. No se rindan, sigan para adelante”, señaló con gran emoción.

Comprometido con México

Explicó que su “discurso de victoria” fue a consecuencia del estrés que sentía al recibir comentarios negativos y el desear poder hacer las cosas bien.

“Yo me frustraba mucho de que nos dijeran ‘pinches mexicanos’. Siempre dicen que sí se puede y nunca se puede. Me enojaba mucho y ganando este combate esa idea se me vino mucho a la mente. Yo pensaba en que se va a poder, no es nada más el sí se puede, es que se va a poder. Gané y ese recuerdo estaba en mi cabeza”, agregó.

“El Bebé Asesino” se mostró agradecido con su familia de Entram gym, pues dijo creyeron en él desde un inicio.

“Comencé en este gym. He pasado de todo con este equipo, momentos buenos, momentos malos, pero hemos estado juntos hasta el final”, expresó.

“Yo siempre soñé con estar en el lugar de poder apoyar a mis compañeros. Yo me acuerdo de estar como todos los alumnos, de buscar patrocinios, de pedir ayuda porque los torneos son carísimos, no tenemos quien nos apoye para competir y yo dije que un dِía iba a estar en la poción de poder ayudar a mis compañeros y así lo haré”, afirmó Moreno.

Al ser cuestionado respecto a la respuesta que han tenido los internautas con la victoria y el revuelo que se ha formado en apenas días, señaló estar sorprendido y que ni en su sueño más loco creyó llegar a tantos.

“Me han mandado mensaje personas que jamás imaginé que me fueran a mandar. Fue increíble. Mis redes están a reventar. Veo mi cel y no puedo acabar de ver y leer todos los mensajes”, apuntó mientras sonreía. 

Brandon Moreno lucía enérgico con su ojo izquierdo morado y aún inflamado. Se comportó amable, tranquilo, feliz y emocionado, todo al mismo tiempo mientras contestaba cada pregunta y afirmó que aunque suene “cliché” desea poder inspirar a otros a luchar pos sus sueños.

“Si puedo inspirar a cierto número de personas para que hagan algo con sus vidas, independientemente del deporte, lo que sea, esto es general, esto es la vida, si puedo inspirar a alguien ahora que cumpla sus metas, hice algo bueno”, concluyó.

El ambiente dentro de Entram GYM era de hermandad y orgullo, todos lucían felices mientras compartían experiencias y anécdotas, comiendo y disfrutando de una tarde libre con la familia del campeón del octágono.

En esta nota

Comentarios