No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Sonora

Sequía en Sonora: Les “pega” falta de agua a comunidades yaquis

Habitantes de pueblos pertenecientes a la etnia señalan que se les dificulta actividades como cocinar, bañarse, sembrar y criar ganado

Avatar del

Por MAYRA ECHEVERRÍA

Residentes de las comunidades yaquis tiene problemas de agua que con la sequía se han agravado.(BANCO DIGITAL)

Residentes de las comunidades yaquis tiene problemas de agua que con la sequía se han agravado. | BANCO DIGITAL

CIUDAD OBREGÓN.- La falta de agua es un problema que ha golpeado a las comunidades yaquis desde hace años, pero en la actualidad, aunado al estado de sequía que se vive en Sonora, la situación se ha agravado fuertemente, aseguran miembros de la etnia.

La falta del vital líquido coloca a los más 30 mil miembros de la tribu, distribuidos en las diversas comunidades yaquis, en un punto de vulnerabilidad alto que no les permite, en ocasiones, realizar actividades tan sencillas como cocinar o bañarse, ni actividades mayores como sembrar o criar ganado.

Eleazar Sotomea García, miembro de la tribu del poblado de Belén, manifestó que en su comunidad la mayoría de las familias obtienen agua de pozos y que con la sequía es más difícil extraerla.

La falta de agua es un tema muy delicado, manifestó, pues no sólo afecta en temas de salud, sino también en economía, pues las actividades que normalmente realizan para salir adelante se han visto impactadas por la escasez del recurso.

El hecho de que no haya agua es motivo de muchas enfermedades, porque no hay condiciones salubres para cocinar, ni vivir, y ni se diga que no permite sembrar ni siquiera en traspatio y muchos animales han muerto también”, detalló.

Julián Jusacamea, del poblado de Rahum, explicó que la falta de agua nunca ha sido novedad, pero que con las condiciones climáticas actuales acceder al recurso de manera natural, como lo venían haciendo, es imposible, pues el caudal del río está seco.

“Aquí siempre ha faltado agua; la sacamos de pozos o directo del cauce del río, pero ahorita no hay en el río y en el subsuelo es poca a la que se puede acceder, nada que ver con antes”, indicó.

Martha Contreras, de Vícam, explicó que aun cuando en algunas partes del poblado cuentan con agua en tubería el servicio es de baja calidad y escaso, y que desde antes de la sequía presentaba muchos problemas que se agravaron con la falta de agua.

“Siempre hemos batallado por agua: La presión es poca y sale muy poca y sucia, llena de polvo y a veces hasta con hojas, pero ahora que casi no hay pues la pasamos peor, porque lo que alcanza a salir es más sucia de lo habitual”, lamentó.

La poca agua a la que tienen acceso las comunidades yaquis no está en condiciones de consumirse o utilizarse para muchas actividades.

SON VULNERABLES

María Trinidad Ruiz Ruiz, coordinadora del Centro de Culturas Populares e Indígenas en Cajeme, manifestó que las comunidades yaquis no sólo se ven afectadas por la falta de agua, sino también por la de servicios básicos en general, lo que coloca a la tribu en una situación de vulnerabilidad alarmante.

“El hecho de que no haya agua es motivo de muchas enfermedades: Enfermedades de la piel, gastrointestinales, parásitos en el estómago... pero también hace que la calidad de vida dentro de las comunidades sea muy baja, lo que los coloca en un estado de indefensión grande”, puntualizó.

La falta de agua es un problema tremendo y exagerado, puntualizó, la gente almacena la poca a la que tiene acceso como puede y en su mayoría termina consumiéndose en condiciones insalubres.

Es importante, dijo, que los gobiernos realicen acciones que garanticen el abastecimiento del recurso hídrico a los poblados y comunidades yaquis para lograr una mejora en la calidad de vida de sus habitantes.

En esta nota

Comentarios