No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Hermosillo

Hermosillo: Casa Guadalupe crea grupo de acompañamiento para egresados

Los guían para alcanzar sus objetivos de vida

Avatar del

Por Redacción/GH

• Casa Guadalupe Libre está de fiesta por su aniversario, en sus instalaciones niños y adolescentes han encontrado una segunda oportunidad de vida.(BANCO DIGITAL)

• Casa Guadalupe Libre está de fiesta por su aniversario, en sus instalaciones niños y adolescentes han encontrado una segunda oportunidad de vida. | BANCO DIGITAL

HERMOSILLO.- Además de brindarles oportunidades a niños y adolescentes en situación vulnerable, Casa Guadalupe Libre ha creado un grupo de acompañamiento para jóvenes egresados de esta casa hogar.

El Grupo de Acompañamiento a Lupillos Egresados (GALE) se creó hace apenas un año, pero en este tiempo ha contactado con al menos 18 jóvenes que estuvieron en Casa Guadalupe Libre para darles un seguimiento en su vida académica, personal y profesional.

Cuando yo ingresé a Casa Guadalupe Libre me abrieron la puerta y los brazos para una segunda oportunidad de vida, me sentía como en familia, como en casa, empecé a ver las cosas diferentes, me enseñaron a valorar, respetar, persistir, indica Óscar Sandoval.

Natalia Valencia es actualmente la coordinadora de este grupo, hace diez años estuvo como sicóloga de la casa hogar y hace poco regresó como parte del voluntariado y con la idea de crear este grupo.

GALE nace como una iniciativa del patronato y del voluntariado, Casa Guadalupe cumplió 20 años y hay muchos niños que han pasado por ahí, a algunos les ha tocado estar hasta sus 18 años y obviamente no podíamos dejarlos solos.

Empezamos a buscarlos, saber dónde estaban, en qué condiciones vivían que necesidades tenían y fue como surgió este grupo, indicó.

Natalia se siente parte de esta familia desde que comenzó a trabajar hace diez años, también realizó su tesis de posgrado sobre cómo las casas hogares y en especial de Casa Guadalupe Libre.

Y es que se siente una de ellos, dijo, Natalia es hija por adopción, a pesar de no haber conocido a sus padres biológicos, agradece el haber sido adoptada por una familia sonorense, ya que de no hacerlo hubiera estado en una casa hogar.

Por ello quiere que los niños y adolescentes de Casa Guadalupe Libre vivan en las mejores condiciones, que puedan regresar con su familia o encontrar una familia.

Casa Guadalupe en mi vida fue una bendición, aprendí a ser una mejor persona, de respeto y de valores, gracias a ellos soy lo que soy en parte. Gracias a ellos y a todos los que colaboran por formar parte de los sueños de muchas personas como yo, comenta Francisco Alonso Casas Osorio.

• GALE es el programa de acompañamiento para quienes egresan de Casa Guadalupe Libre.
FOTO: TEODORO BORBÓN

GRAN APOYO

Y es ahí donde surge GALE, los adolescentes al cumplir la mayoría de edad no pueden ser dejados de lado, mencionó, por lo que a través de este programa se busca que encuentren un trabajo, continúen con sus estudios, encuentren una vivienda.

Viví en casa Guadalupe libre y el motivo por que estoy agradecido de haber estado ahí es porque me dieron la oportunidad de tener un hogar y una gran familia con quien compartir mi niñez, expresa Rey Martín.

Gadiel Miranda y José Bryan Juzaino son claros ejemplos de este programa, después de pasar por Casa Guadalupe Libre, fueron contactados por Natalia para ver cómo se encontraban y buscar la forma de apoyarlos.

Gadiel Miranda, tiene 22 años, llegó a la casa hogar cuando estaba en quinto de primaria y aunque al tiempo regresó con su familia, siempre llevó a Casa Guadalupe consigo.

Ahora que ha sido contactado por el grupo GALE, espera poder terminar la preparatoria en sistema abierto e ingresar a estudiar mantenimiento industrial.

José Bryan Juzaino, tiene 20 años y estuvo desde los 12 a los 17 años en la casa hogar, en este tiempo logró llegar a jugar futbol profesional en Cimarrones, además de lograr encontrar un hogar con sus padrinos.

Las historias de los ex lupillos, como llaman a los niños y adolescentes que pasan por Casa Guadalupe Libre, son en su mayoría de agradecimiento y reconocimiento al personal que por 20 años han rescatado a más de 900 niños de situaciones vulnerables.

En Casa Guadalupe pasé muchas cosas bonitas, me enseñó a cómo moverme por el mundo y pues les agradezco mucho por darme el apoyo que necesité en su debido tiempo, por darme escuela y darme amor y cariño y atención, concluyó Jesús Guadalupe.

En esta nota

Comentarios