Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Mexico / Morelos

Obispo de Chilpancingo hallado en estado crítico; dio positivo a cocaína y benzodiacepinas

El fiscal Uriel Carmona confirmó la identidad del religioso y declaró que fue víctima de un secuestro exprés con el propósito de obligarlo a realizar retiros de dinero en cajeros automáticos; sin embargo, el secretario de gobierno, Samuel Sotelo Salgado, puso en duda esta versión.

Obispo de Chilpancingo hallado en estado crítico; dio positivo a cocaína y benzodiacepinas

MORELOS.- El obispo emérito de Chilpancingo Guerrero, Salvador Rangel Mendoza, fue encontrado en estado crítico en Cuernavaca.

La desaparición del religioso fue reportada el sábado 27 de abril, siendo visto por última vez en una pizzería del municipio de Emiliano Zapata, zona metropolitana de Cuernavaca.

Su hallazgo tuvo lugar el lunes por la tarde en la sala de urgencias del hospital general de Cuernavaca, tras ser llevado por una ambulancia de la Cruz Roja.

Exámenes toxicológicos

Los exámenes toxicológicos practicados al obispo revelaron la presencia de cocaína y benzodiacepinas en su organismo, según el reporte médico.

Su ingreso al hospital ocurrió el domingo 28 de abril, presentando deterioro neurológico y somnolencia, sin pertenencias y con un blister de pastillas de sildenafil.

La ambulancia que lo trasladó respondió a un llamado de auxilio del Hotel Real Ocotepec.

Estado de salud y tratamiento

Además de la somnolencia y el deterioro del estado neurológico que mostraba al llegar al hospital, los médicos detectaron palidez en su piel; sin embargo, su dinámica respiratoria era adecuada. Se consideró un posible manejo avanzado de la vía aérea, aunque no fue necesario.

Se le administraron fluidos y flumazenil, sin resultados favorables, hasta que finalmente respondió positivamente a una dosis de naloxona.

Alerta y declaraciones

La Conferencia del Episcopado Mexicano emitió una alerta y solicitó el apoyo gubernamental para localizar al obispo. El fiscal Uriel Carmona confirmó la identidad del religioso y declaró que fue víctima de un secuestro exprés, con el propósito de obligarlo a realizar retiros de dinero en cajeros automáticos. Sin embargo, el secretario de gobierno en funciones de gobernador, Samuel Sotelo Salgado, puso en duda esta versión.

El martes, el obispo abandonó el hospital voluntariamente tras recibir la recomendación médica de tres días de reposo para desintoxicarse.

Actualmente, está siendo atendido en un hospital privado.

Te puede interesar: Obispo Salvador Rangel adormecido por sustancia desconocida, tras presunto secuestro

Temas relacionados