Tendencias
Cintilla de tendencias

México vs Argentina

Héctor Bonilla

Despida del General Urzúa

Ricardo Salinas

La viruela del mono puede volverse endémica: Así es como se puede detener la transmisión

La viruela del mono no es muy transmisible en comparación con otros virus.

Avatar del

Por The Conversation

FOTO DE ARCHIVO. Una persona recibe una dosis de la vacuna Jynneos en el Hospital Spallanzani, al iniciarse la vacunación contra la viruela del mono en Roma, Italia. 8 de agosto de 2022. Spallanzani Hospital/Handout vía REUTERS

FOTO DE ARCHIVO. Una persona recibe una dosis de la vacuna Jynneos en el Hospital Spallanzani, al iniciarse la vacunación contra la viruela del mono en Roma, Italia. 8 de agosto de 2022. Spallanzani Hospital/Handout vía REUTERS

WASHINGTON.-Desde mayo de este año, se han reportado más de 26 mil casos de viruela del simio en todo el mundo, lo que llevó a la Organización Mundial de la Salud (OMS) a declararlo una emergencia de salud pública.

Lo inusual de este brote es que la mayoría de los casos se informaron en países donde normalmente no se encuentra el virus (también conocido como "endémico"). Y, a diferencia de los brotes anteriores basados principalmente en África central y occidental, el brote actual no está relacionado con la exposición a un animal infectado, sino que se transmite exclusivamente de persona a persona.

A medida que el número de casos continúa aumentando en todo el mundo, existe la preocupación de que, si no se toman medidas más urgentes, la viruela del simio también podría volverse endémica en regiones donde normalmente no es así, como en los EU y Europa.

Motivo de preocupación

Hay una serie de razones por las que el brote actual es tan preocupante.

En primer lugar, la enfermedad se está propagando de humano a humano. La viruela del simio se propaga a través del contacto físico cercano con una persona infectada, ya sea a través del intercambio de fluidos corporales, al estar cerca de una persona infectada cuando tose o estornuda, o al compartir ropa o ropa de cama.

La viruela del mono no es muy transmisible en comparación con otros virus, con investigaciones de brotes anteriores en África que muestran que una persona solo tiene alrededor de un 3% de probabilidad de enfermarse con la enfermedad después de entrar en contacto con una persona infectada. Dicho esto, todavía no sabemos qué tan transmisible es la cepa de viruela del simio detrás del brote actual. Esto es preocupante, especialmente porque en otros brotes, como el brote de 2016 en la República Democrática del Congo, hubo una probabilidad del 50 % de contraer la viruela del simio después de entrar en contacto con una persona infectada.

Otra razón por la que el brote actual es tan preocupante es porque se está propagando dentro de una población específica, principalmente entre hombres que tienen sexo con hombres. Casi el 98% de los casos del brote actual han estado en este grupo.

Cualquiera puede contraer la viruela del simio independientemente de su orientación sexual. Pero existe la preocupación de que el contacto sexual y la posible transmisión sexual pueden estar aumentando la transmisibilidad del virus. Este virus incluso se ha detectado en el semen, aunque no está claro si todavía era infeccioso.

Pero esto significa que tener relaciones sexuales sin condón y con múltiples parejas también puede aumentar la probabilidad de transmisión. Es importante destacar que este es un hallazgo reciente y necesita más evidencia para respaldar este modo de transmisión.

FOTO DE ARCHIVO: Un empleado de la empresa de vacunas Bavarian Nordic muestra una imagen de un virus de vacuna en una pantalla en un laboratorio de la empresa en Martinsried, cerca de Múnich, Alemania, 24 de mayo de 2022. REUTERS/Lukas Barth
FOTO DE ARCHIVO: Un empleado de la empresa de vacunas Bavarian Nordic muestra una imagen de un virus de vacuna en una pantalla en un laboratorio de la empresa en Martinsried, cerca de Múnich, Alemania, 24 de mayo de 2022. REUTERS/Lukas Barth

Dicho esto, dada la gran proporción de casos en hombres que tienen sexo con hombres, las intervenciones específicas (como las vacunas) podrían ayudar a romper la cadena de transmisión mientras el virus aún no se haya generalizado en la comunidad. Esto también evitaría que se vuelva endémica. 

El futuro de la viruela del mono

Para que un virus como el de la viruela del simio se vuelva endémico, necesitaría un reservorio animal para vivir, o tendría que ser respaldado por una infección generalizada en humanos que lo mantenga en circulación.

La viruela del mono es un virus zoonótico, lo que significa que puede propagarse de los animales a los humanos. Entonces, en las regiones donde la viruela del simio es endémica, el virus se propaga cuando los humanos entran en contacto con animales infectados. La viruela del mono tiene varios posibles reservorios animales en estas regiones, incluidos los primates, las ardillas soleras y de cuerda, las ratas gigantes y los lirones. Pero eso no significa que el virus no pueda encontrar un huésped en otros países.

Por ejemplo, en 2003 hubo un brote en los EU debido a perros de las praderas infectados que se habían alojado junto con otros animales importados infectados. Esto podría significar que los animales que normalmente no son reservorios podrían convertirse en huéspedes intermediarios, manteniendo el virus en circulación. Pero restringir la importación de animales de regiones endémicas podría reducir esta amenaza.

Cuando hay un solo huésped (como los humanos) en países donde no hay reservorios animales, puede ser algo más fácil prevenir una mayor propagación del virus aislando a las personas infectadas. Esto también evitaría que el virus se vuelva endémico.

Las medidas de salud pública recomendadas actualmente para contener el brote se centran en aislar a las personas infectadas, rastrear los contactos y vacunar a las personas de alto riesgo.

Sin embargo, si bien estas medidas pueden ser muy efectivas para frenar los brotes, deben implementarse estrictamente para tener el mayor impacto. En el mejor de los casos, estos controles aún tardarán muchas semanas en funcionar para reducir el número de casos, por lo que es importante que estas medidas se cumplan de manera rápida y adecuada.

Pero dado que la mayoría de los casos de viruela del simio han ocurrido en redes sexuales de hombres que tienen sexo con hombres, puede que sea más fácil dirigir las intervenciones a aquellos con mayor riesgo de contraer la viruela del simio.

Pero otro elemento clave para controlar adecuadamente el brote es comprender mejor cómo se propaga el virus. Todavía no tenemos una muy buena idea de cuánto tiempo esta cepa de virus es infecciosa y si el virus puede ser propagado por personas que de otro modo tienen pocos síntomas o han dado negativo.

Cierta evidencia del brote actual sugiere que las personas pueden transmitir la enfermedad hasta por 28 días, aunque algunas pueden dar negativo en el día 21.

Todavía hay tiempo para implementar medidas de control en muchos países (e implementarlas adecuadamente) dentro de la población afectada para evitar una mayor propagación. Tener los números de casos bajo control ahora hará que sea aún menos probable que el virus se vuelva endémico en países donde ese aún no es el caso.

Artículo original en The Conversation

The Conversation

En esta nota

Comentarios