Tendencias
Cintilla de tendencias

Clima en México

Octavio Ocaña

Salinas Pliego

Matan a influencer

Viruela del mono: Un experto explica lo que los hombres homosexuales y bisexuales deben saber

Si bien cualquiera puede contraer la viruela del simio, el brote actual está afectando abrumadoramente a hombres homosexuales, bisexuales y otros hombres sexualmente activos que tienen relaciones sexuales con hombres.

Avatar del

Por The Conversation

Si bien cualquiera puede contraer la viruela del simio, el brote actual está afectando abrumadoramente a hombres homosexuales, bisexuales y otros hombres sexualmente activos que tienen relaciones sexuales con hombres.(Reuters)

Si bien cualquiera puede contraer la viruela del simio, el brote actual está afectando abrumadoramente a hombres homosexuales, bisexuales y otros hombres sexualmente activos que tienen relaciones sexuales con hombres. | Reuters

WASHINGTON.-Desde principios de mayo, se han informado más de 23 mil casos de viruela del simio en todo el mundo. Este es el mayor brote mundial de la enfermedad.

Ahora se han informado casos en 78 países, incluidos el Reino Unido, España, Alemania, Francia, Estados Unidos y Brasil. Dada la escala del brote, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha declarado la actual epidemia de viruela del simio una emergencia sanitaria mundial.

Si bien cualquiera puede contraer la viruela del simio, el brote actual está afectando abrumadoramente a hombres homosexuales, bisexuales y otros hombres sexualmente activos que tienen relaciones sexuales con hombres.

De hecho, nuestro estudio reciente que analizó 528 infecciones de viruela del simio desde el comienzo del brote encontró que el 98% de estas infecciones ocurrieron en este grupo.

Esto es lo que estos hombres necesitan saber:

Como se propaga

La viruela del simio es una enfermedad causada por la infección con el virus de la viruela del simio humano, que proviene de la misma familia de virus que la viruela. De hecho, los síntomas son bastante similares a los de la viruela e incluyen fiebre, dolor de cabeza, dolores musculares, escalofríos, síntomas de resfriado (como tos o dolor de garganta).

Los síntomas también van acompañados de una erupción que aparece en forma de ampollas en la cara, los genitales, el pecho y la espalda, y en las manos y los pies. Algunas personas también experimentan llagas muy dolorosas en la boca o en el interior de las nalgas. Para la mayoría de las personas, la enfermedad generalmente se resuelve en dos o tres semanas.

La viruela del mono se propaga a través del contacto físico cercano con una persona infectada. Por lo general, esto significa contacto de piel con piel, especialmente contacto con las erupciones y lesiones cutáneas causadas por la enfermedad. Pero también se puede propagar a través de gotitas respiratorias grandes (como al toser y estornudar).

También se puede propagar a través del contacto con sábanas, toallas u otras telas que hayan estado en contacto con las llagas de la persona infectada. Sabemos que el virus puede persistir en las superficies durante mucho tiempo, a veces hasta varias semanas.

Según nuestro estudio, el 95 % de las infecciones de viruela del simio hasta ahora se transmitieron como resultado del contacto sexual. Alrededor del 95 % de las personas de nuestro estudio tenían sarpullido, que ocurría principalmente en los genitales. Aproximadamente el 41% tenía llagas en el interior del cuerpo (incluso en el ano o la boca).

Nuestra investigación también reveló que el virus de la viruela símica se encontró en más del 90 % de las muestras de semen que analizamos. Sin embargo, aún no sabemos si el virus es infeccioso en el semen.

Todo esto puede explicar por qué el virus se propaga principalmente a través de redes de hombres que tienen sexo con hombres.

Vale la pena enfatizar que el virus puede propagarse a través de cualquier contacto con lesiones o gotas respiratorias grandes de una persona infectada. Esto significa que puede propagarse en los hogares a través de cualquier contacto personal cercano con una persona infectada, no solo como resultado de la intimidad sexual. Sin embargo, durante el brote actual, nuestro estudio sugiere que este tipo de transmisión no sexual ha ocurrido hasta ahora muy raramente, en menos del 1% de los casos.

Proporcionar protección

Muchos países están ofreciendo vacunas a hombres homosexuales y bisexuales sexualmente activos que corren el mayor riesgo de contraer la enfermedad. Usada antes de la exposición, la investigación sugiere que la vacuna puede proporcionar alrededor del 85% de protección contra la infección. Si se administra entre cuatro y 14 días después de la exposición a la viruela del simio, la vacuna puede reducir potencialmente los síntomas de la enfermedad.

La OMS también ha recomendado que los grupos en riesgo limiten la cantidad de parejas sexuales que tienen y tomen medidas para protegerse del contacto. Sin embargo, recomendar la abstinencia realmente no es suficiente, especialmente dado que ya tenemos una vacuna que puede prevenir la viruela del simio. Por eso es tan importante vacunarse (y asegurarse de que todos tengan el mismo acceso a estas vacunas).

Dado que la epidemia en este momento está afectando casi exclusivamente a hombres que tienen sexo con hombres, lo que se necesita para ayudar a prevenir daños y una mayor propagación es enviar mensajes de salud pública precisos y relevantes y trabajar junto con la comunidad para desarrollar intervenciones aceptables.

Una de las dificultades es que los hombres homosexuales y bisexuales representan una comunidad marginada que ya ha enfrentado estigmatización y discriminación, particularmente durante la pandemia del VIH/SIDA. Nadie quiere repetir eso.

Pero los mensajes de salud pública son más efectivos cuando están dirigidos a las personas que corren mayor riesgo de padecer una afección en particular. Algunos incluso argumentan que la mensajería no ha sido lo suficientemente dirigida durante este brote.

Aunque las agencias de salud pública como la OMS, CDC, ECDC y UKHSA ya han hecho mucho para brindar una guía clara y no estigmatizadora a los grupos en riesgo, puede ser importante garantizar que esta información se difunda ahora en lugares donde tendrán la mayor impacto, como en aplicaciones de citas, por ejemplo.

Hay una pequeña ventana para contener la propagación de la viruela del mono, y es posible que ya se haya cerrado. Ya hay informes de infecciones tanto en mujeres como en niños. Pero el hecho de que la enfermedad todavía parezca estar ocurriendo principalmente en un grupo significa que, con las intervenciones adecuadas, el curso del brote aún podría cambiarse y ese grupo podría estar protegido.

Lo más importante ahora es garantizar que todos los países tengan el mismo acceso a las vacunas y al tratamiento para protegerse contra una mayor propagación de infecciones. Se espera que la declaración de pandemia mundial por parte de la OMS sirva para coordinar la respuesta global y abrir la posibilidad de producción masiva de varias vacunas con acceso para todos. La pregunta es si será lo suficientemente rápido.

Artículo completo en The Conversation

The Conversation

En esta nota

Comentarios