Tendencias
Cintilla de tendencias

Hackeo a Sedena

OTAN

Caro Quintero

Eduin Caz

A Piqué ya no lo dejan entrar a la casa de Shakira ni para recoger a sus hijos

Se especula que Piqué no está dispuesto a permitir que sus hijos abandonen Barcelona, pues ahí tienen su colegio, amigos y familiares, a los que están muy unidos. 

Avatar del

Por Redacción/GH

A la derecha, Piqué esperando a sus hijos afuera de la casa que compartió con Shakira.(Europa Press)

A la derecha, Piqué esperando a sus hijos afuera de la casa que compartió con Shakira. | Europa Press

ESPAÑA.- Hace dos meses que Shakira y Gerard Piqué confirmaron su separación, tras más de una década juntos. Ha habido diversos rumores sobre los motivos de la ruptura, y en medio de este proceso, Shakira se ha enfrentado a la demanda de la Físcalía española por presunto fraude

Sin embargo, al parecer, lo más complicado para la expareja ha sido llegar a un acuerdo legal definitivo sobre la custodia de sus hijos. Luego de que Shakira viajara a Miami, donde tiene planes de vivir, regresó a Barcelona para que Shasha y Milan puedan pasar tiempo también con su padre, temporalmente.

Te puede interesar: Por esta razón los hijos de Shakira y Piqué se quedarán con él

Pasarán unos días con Piqué mientras continúan en la lucha de la custodia

Mientras tanto, sus abogados mantienen un tenso tira y afloja en lo relativo a la custodia. Se especula que Piqué no está dispuesto a permitir que sus hijos abandonen Barcelona, pues ahí tienen su colegio, amigos y familiares, a los que están muy unidos. 

Tanto el entorno de Shakira como el de Piqué guardan absoluto silencio, aunque parece que la relación entre los famosos es del todo menos amistosa. Tanto es así que el futbolista ni siquiera entra ya en el domicilio familiar y, cada vez que va a recoger a los pequeños, tiene que esperar en la puerta como si se tratara de un desconocido.

Te pude interesar: "¡A Shakira se le respalda!": Aficionados abuchean a Piqué durante partido en Las Vegas


De acuerdo con Europa Press, Piqué fue visto muy serio, llegando a la que un día fue su casa y esperó pacientemente en la puerta a que saliesen los pequeños, cuando antes entraba en el garaje del domicilio para evitar ser captado por la prensa.


El defensa esperó diez minutos afuera y aprovechó para sacar una bolsa del maletero de su vehículo antes de reencontrarse con Milan y Sasha y cargar hasta su coche una enorme maleta - que le costaba trabajo arrastrar- con todo lo necesario para disfrutar de unos días de vacaciones con sus pequeños, que alguien le entregó en la puerta de la mansión en la que reside Shakira.
 

En esta nota

Comentarios