No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Tecleado

Lambiscones

Lambiscón: adulador. Esto según la Real Academia de la Lengua Española y puedo poner aquí un adjetivo que utilizamos mucho en México: “lamebotas”.

Por Cosme Collignon

Lambiscón: adulador. Esto según la Real Academia de la Lengua Española y puedo poner aquí un adjetivo que utilizamos mucho en México: “lamebotas”. Encontré una definición en un portal: adj./ s. Se dice de aquel que halaga y adula a otro prar obtener favores o algún otro tipo de beneficio personal; chupamedias. Claro que la RAE no lo tiene en su diccionario, ni tampoco la Academia Mexicana de la Lengua el término de “lamebotas”.

Y por qué habló del lambiscón o lamebotas, pues porque en política hemos visto por años a este tipo de sujetos desfilar. Si hablamos de partidos políticos, miles de personas, hombres o mujeres, han consentido ser humillados por quien detenta el poder a fin de conseguir un puesto en la administración pública o una candidatura. Vemos a priistas, panistas, perredistas, morenistas, etc. Muchos logran sus objetivos

Un ejemplo claro en Baja California de un individuo, el diputado Miguel Ángel Bujanda Ruíz, quien primero fue lambiscón de Francisco Arturo Vega de Lamadrid, ex gobernador del Estado y de filiación panista. Claro consiguió un buen puesto, secretario particular, con un buen sueldo y prestaciones, cerca del poder y como pago por fidelidad le consiguieron la diputación plurinominal. Si, por el PAN.

Pero como a estos sujetos no se les mira por ningún lado una convicción política partidista, son veletas, para dónde va el viento estos se enfilan. Tras el descrédito de su ex jefe Kiko Vega, renunció a la bancada del PAN en el Congreso bajacaliforniano, bueno también lo hizo Trini Vaca.

Como parte de sus propuestas para congraciarse con el ejecutivo de Baja California, me refiero a Jaime Bonilla, Bujanda Ruíz propuso en noviembre del 2020, instituir como capital del Estado de Baja California a Tijuana. Claro, porque desde ahí gobierna Bonilla, en Mexicali lo hace el vice gobernador, perdón, el Secretario General de Gobierno, Amador Rodríguez Lozano.

Bujanda dio sus argumentos, ya que Tijuana es la más poblada, inclusive del país según el INEGI; es la frontera más transitada del mundo, antes de la pandemia; es la ciudad que más empleos aporta en el Estado; el desarrollo industrial desde el ramo médico, gastronómico, aeroespacial y automotriz. Pero eso no le dan cualidades para ser capital dijeron algunos. Simple y sencillamente quería congraciarse con Bonilla.

Esta semana los lambiscones y lamebotas se multiplicaron, así es, Miguel Ángel Bujanda Ruíz, propuso la semana pasada, que esta legislatura, antes de salir otorgue una placa de reconocimiento al gobernador, Jaime Bonilla Valdez, “por su destacada labor” como mandatario estatal durante estos casi dos años”, por supuesto que la bancada de Morena y los demás partidos periféricos aprobaron la moción, excepto los panistas. ¿Qué quedrá Miguel Ángel Bujanda? ¿le gustará a Bonilla rodearse de lambiscones y lamebotas?

Mientras, bien por el Cabildo y alcaldesa de Tijuana, Karla Patricia Ruíz McFarland, no se sometieron y negaron el préstamo al Estado por 385 millones de pesos; mientras Lupita Mora de Mexicali ni lo consultó con el cabildo pero si aprobó el préstamo de 250 millones de pesos, hablando de lambiscones.

*El autor es periodista independiente

Comentarios