Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Tijuana / Contaminación ambiental

Recomiendan dar una segunda oportunidad a las prendas antes de desecharlas

Miles de prendas terminan en la basura generando un detonante para la contaminación ambienta.

Ropa

Tijuana, B.C.-La Asociación Civil Hagamos Consciencia invito a la ciudadanía a no ser consumidores compulsivos de modas que pasan rápido, más bien buscar darle una segunda oportunidad a las prendas que se tienen antes de arrojarlas a la basura.

“Esto implica aumentar la durabilidad de la ropa, es decir, darles una mejor calidad a las prendas que ofertan en el mercado, volver efectivo el uso de los recursos, dejar de utilizar sustancias dañinas para el medio ambiente, mejorar o impulsar campañas de reciclaje de la mano con sus ofertas”, añadió su directora Marisol Montaño.

Te puede interesar: Falta de cultura de pago de impuestos, impide abatir informalidad

Así también, extendió la recomendación a las autoridades de crear políticas que puedan reforzar los trabajos para proteger el ambiente; como a las empresas tener esta consciencia y modificar su forma de producir al modelo circular.

“Fast Fashion”

Miles de prendas terminan en la basura generando un detonante para la contaminación ambiental debido a la moda rápida, recordó la activista Marisol Montaño.

“La moda podrá ser rápida, hoy nos muestran una prenda y en cuestión de días ponen en oferta otra que llega a suplir la anterior, sin duda es rápido, pero el daño que se genera al plantea es lento y silencioso, y el efecto lo vemos reflejado al paso de los años, tan solo analicemos el retraso en la temporada de lluvias y nevadas en Baja California”, compartió.

Te puede interesar: Alerta acumulación de gas a Bomberos y Protección Civil

La activista indicó que de conforme a estudios realizados por Greenpeace, los trabajadores de las empresas establecidas en distintos países en los que se fabrican las “Fast Fashion” llegan a laborar más de 13 horas, por lo que apuntó que no solo se trata de un problema para el medio ambiente sino además de explotación laboral y evidente violación a los Derechos Humanos.

En esta nota