Sonora

Muestra su amor por los animales

María Concepción ha rescatado alrededor de 100 en los últimos 3 años en Agua Prieta. 

Avatar del

Por Diyeth Arochi

María Concepción Carrillo posa junto a dos de sus mascotas en el rancho donde vive en Agua Prieta.

María Concepción Carrillo posa junto a dos de sus mascotas en el rancho donde vive en Agua Prieta.

AGUA PRIETA, Sonora.- El amor por los animales llevó a María Concepción Carrillo Mora, originaria de Nayarit, a rescatar alrededor de 100 mascotas en los últimos tres años, que fueron principalmente abandonados en la orilla de la ciudad.

María Concepción recordó que entre ella y su esposo tenían cinco perros, cuando decidieron hacer el primer rescate de una perrita que no tenía ni un mes de nacida, a la cual abandonaron cerca de su casa.

Un mes después rescataron a otro que abandonaron a pocos metros de su casa, en el área conocida como parte de la antigua entrada a Agua Prieta, un sitio alejado del resto de las casas de la zona.

"Lo querían estrellar en la estructura del tambo, por suerte no le pasó nada, quedó aturdido el perrito solo, pero como se había tirado el agua del tambo (elevado), mandé a las niñas a recogerlo porque se podía ahogar.

"Ya lo trajeron las niñas, ya lo bañamos, le limpiamos los parásitos, porque traía mucha garrapata, lo limpiamos y aquí lo empezamos a cuidar y ya después empezaron a venir a tirar a más perritos", relató.

María Concepción afirmó que han rescatado perros maltratados e incluso una ocasión rescataron a una perrita que abandonaron sus dueños al mudarse de Agua Prieta, dejándola sola con sus ocho cachorros.

"Fue en tiempo de lluvias y fuimos por la perra y nos trajimos todos los cachorritos, más aparte la perra esa tenía una perrita de un parto anterior, en total nos trajimos trece perritos", expresó.

LOS DAN EN ADOPCIÓN

Las mascotas que salvan, especialmente los pequeños son dados en adopción, porque tienen la facilidad de adaptarse a otra familia, pero los grandes se quedan con ellos porque vienen de una familia que los abandonó.

La alimentación y la atención médica es cubierta con recursos propios de la familia, ya que consideran que su obra para que sea auténtica debe ser sin pedir ayuda a otros.

Mensualmente la familia invierte en la compra de alrededor de once sacos de croquetas para alimentar a los 22 perros que actualmente viven en su casa y de los cuales ninguno está disponible para adopción.

"No saben lo bien que lo hacen sentir a uno (las mascotas), cada esfuerzo que hace uno por ellos, porque cuando se ponen a jugar, o sea se olvida uno de todos los problemas, se distrae con ellos.

"Porque hay ocasiones en las que se ponen a jugar y se ponen corre y corre y corre, no aguantan, salen otros por otro lado y uno se despeja mucho con ellos, aparte que son muy amorosos, son muy, muy, muy agradecidos", expresó.

La mayor satisfacción que María Concepción Carrillo Mora encuentra en el rescate de animales, es el simple hecho de tener la posibilidad de cambiarles la vida, sin esperar nada más.

Una importante ventaja que tienen, es que viven en un pequeño rancho ubicado justo en las orillas de la ciudad, donde tienen el espacio suficiente para que los perritos se desarrollen, sin afectar a vecinos.

En esta nota

Comentarios