No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Sonora

Día del Maestro en Sonora: Heriberto luchó hasta lograr sueño de ser maestro

Mientras estudiaba y trabajaba en Sonoyta dos de sus hijos cursaban carreras universitarias en Navojoa y uno más la secundaria

Avatar del

Por JESÚS PALOMARES

Heriberto Cota pasó años de sacrificios hasta lograr terminar la Licenciatura en Pedagogía y convertirse en maestro.(CORTESÍA)

Heriberto Cota pasó años de sacrificios hasta lograr terminar la Licenciatura en Pedagogía y convertirse en maestro. | CORTESÍA

NAVOJOA.- Un ejemplo de perseverancia y superación es Heriberto Cota, quien por necesidad dejó a su familia y amigos en una comunidad de Etchojoa para trabajar como conserje en Sonoyta, pero estudiando durante los fines de semana y vacaciones logró terminar sus estudios y se convirtió en maestro.

El originario de la comunidad de Basconcobe, del municipio de Etchojoa, dijo que empezó su carrera a los 37 años de edad, pero el camino no fue fácil pues además de tomar trabajos extras limpiando y pintando casas también tuvo que tomar cursos para aprender a usar las computadoras.

Tuve que estudiar los sábados computación, de Sonoyta viajaba a Caborca durante todo un año entero y me recibí de técnico en computación también”, abundó, “aparte de trabajar de conserje me daban oportunidad de pintar la escuela y los domingos limpiaba un rancho para sacar dinero para mis colegiaturas”.

Mientras estudiaba y trabajaba en Sonoyta dos de sus hijos cursaban carreras universitarias en Navojoa y uno más la secundaria, recordó, y tanto su familia como los amigos siempre lo motivaron a seguir adelante pese a las dificultades económicas.

“El mérito también es de mi esposa porque me ayudó, su hermana también y muchos cuando vieron que estaba haciendo la lucha por salir adelante, y cuando vieron el empeño mucha gente me ayudó”, expresó.

A base de esfuerzo y sacrificios como el no ver a su familia durante mucho tiempo, dijo que logró terminar la Licenciatura en Pedagogía con especialidad en Ciencias Sociales con un promedio de 9.98 en el Instituto Pedagógico de Sonora.

“Hice examen para maestro, en el año 2009 gané algunas horas y me quedé también con una plaza de velador, tenía ambas plazas, pero por acercarme a mi familia y después de siete años en Sonoyta renuncié a la plaza de velador”, comentó.

DE REGRESO A CASA

Por fin logró que lo cambiaran a Huatabampo, a donde pudo regresar, después de siete largos años de no estar con su familia.

“Tengo nueve años como maestro de secundaria, ahora doy clases en la técnica 79 de Huatabampo”, apuntó, “empecé a estudiar grande, de 37 años cuando mis compañeros de clases tenían 18 años, pero la vida te da oportunidades, no hay que desesperarse”.

En esta nota

Comentarios