Tendencias
Cintilla de tendencias

Garita Nogales

COVID-19

Cacería en Sonora

Alfredo Jiménez

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Historias de Halloween en Hermosillo: Fantasma deambula en el Mercado Municipal

Llantos, pasos y golpes es algo de lo que escuchan los trabajadores

Avatar del

Por LEONOR HERNÁNDEZ

• Los baños del Mercado Municipal están en reparación, pero aseguran los trabajadores que se escuchan pasos, golpes y lamentos en esa área.(REDACCIÓN)

• Los baños del Mercado Municipal están en reparación, pero aseguran los trabajadores que se escuchan pasos, golpes y lamentos en esa área. | REDACCIÓN

HERMOSILLO, Sonora.- Quejidos, llantos, pasos y golpes, son algunas de las cosas que han escuchado trabajadores del Mercado Municipal en el área de baños, lo que creen se trata del fantasma de Carlos, un ex trabajador que falleció en el lugar.

Yo sí he escuchado algo, una sola vez; iba bajando del baño y en las escaleras escuche un ruido, como ‘uhhh’, como si alguien se quejara o algo le doliera”, contó Guadalupe, empleada de una carnicería dentro del lugar, “preguntamos quién era y no había nadie, de hecho hasta subimos, para fijarnos, pero no, estaba solo”.

Guadalupe recordó haber sentido cómo se le enchinó la piel cuando escucho el sonido, y sintió aún más miedo cuando se cercioró de que no había nadie; lo más sorprendente para ella es que todo pasó cuando aún era de día.

“Aquí cerramos normalmente a las cinco de la tarde, cuando nos quedamos a limpiar y eso ponle que nos vayamos hasta las seis o seis y cacho. Yo la verdad no me quedo más tarde de las cinco y media, porque lo que me pasófue de día”, expuso.

La leyenda entre los locatarios es que los quejidos vienen del fantasma de Carlos, un hombre que trabajaba en el mercado y murió en el área de oficinas; aunque nadie dice como falleció o cuando fue, todos señalan que su espíritu se quedó deambulando por el Mercado Municipal, y es ahora quien se encarga asustar a un que otro locatario, o cliente, que se encuentre desprevenido.

"Mi mamá y abuela son las dueñas de aquí de los baños del mercado y dicen que han escuchado como que se cae algo, como movimiento o pasos, pero la verdad yo nunca he escuchado, ni quiero”, dijo riendo una de las trabajadoras del lugar, quien prefirió omitir su nombre.

Ellas dicen que es el fantasma de un señor que trabajó aquí, se llamaba Carlos, y dicen que es él, porque trabajadores de algunos puestos han visto la sombra y que si se parece mucho”, agregó.

Aunque muchos de los comerciantes en el lugar han escuchado al fantasma o anima que se pasea por los pasillos del Mercado, compartieron que es algo a lo que ya están acostumbrados y parte del “folclore” natural del lugar, lo cual hace aún más interesante la historia del sitio.

En esta nota

Comentarios