No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Efecto multiplicador

Minimiza AMLO “bomba económica”

La creciente presencia del coronavirus en México ha empezado a inquietar sobremanera a familias y empresas porque es un hecho que la pandemia es altamente destructiva...

La creciente presencia del coronavirus en México ha empezado a inquietar sobremanera a familias y empresas porque es un hecho que la pandemia es altamente destructiva y de fuerte impacto económico.

En contraste, el Gobierno federal pareciera que aún no dimensiona el poderío de la infección, ya que evidencia desconocimiento sobre el efecto demoledor en la población y en la planta productiva nacional, pues continúa minimizando el brote.

Empero, el Covid-19 ya empieza a dar señales de que es una auténtica “bomba económica”. Por ahora, los pronósticos de las principales firmas financieras y bancarias anticipan que el PIB mexicano retrocedería este año más allá de un 5%.

Peor aún, si el combate a la infección China se sale de control, la disminución anual de la economía nacional alcanzaría a ser de hasta dos dígitos.

El caso es que el golpe del coronavirus en México se avisora estruendoso, a menos que el presidente López Obrador tome más en serio lo de la pandemia y desde ya actúe para enfrentarla.

De ser así, el Covid-19 no pasaría de la fase 2 y para finales del mes de abril estaríamos dándole la vuelta a esta página de terror.

Por lo pronto, a contracorriente del Gobierno federal, algunas administraciones estatales como Sonora, le están entrando “al toro por los cuernos”.

En la entidad y en el Municipio capitalino de Hermosillo, se están tomando las cosas más en serio y a posteriori, los resultados habrán de ser altamente satisfactorios.

Ante tales iniciativas locales, trascendió que un alto funcionario del gabinete lopezobradorista le habría llamado a la alcaldesa de Hermosillo Célida López para reprocharle que tanto el Gobierno del Estado como el municipal (precisamente el de la capital) se estaban apresurando de más en la aplicación de protocolos contra la pandemia.

Y le aclaró, que lo que aquí se está poniendo en práctica (acciones propias de la fase 2) lo harán en el Gobierno federal, pero hasta dentro de unos días (principios de abril).
El funcionario argumentó que no se están apresurando a declarar la fase 2 en el País para evitar los enormes costos. Así que mejor “paso a pasito”.

COSTOSA LENTITUD

Por la notoria lentitud y poca seriedad de Palacio Nacional contra el Covid-19, los desajustes económicos apuntan para dispararse más de la cuenta, ello debido a que el Gobierno federal no da señales de favorecer al sector empresarial con una política fiscal blanda.

Como por si fuera poco, los factores externos que se mueven significativamente de forma adversa, están debilitado aún más la política económica mexicana.

“La guerra del petróleo” sigue afectando a los petroprecios y la mezcla mexicana cerró ayer lunes debajo de los 16 dólares. El dólar, por su parte, se “encaramó” sobre los 25.30 pesos y la Bolsa Mexicana de Valores cayó 3.81% en la primer jornada de esta semana.

APOYOS A LA IP

Proteger el empleo y la inversión es clave para el fortalecimiento económico de cualquier País, más ahora en los tiempos del coronavirus. El Presidente, sin embargo, destruye constantemente la confianza de los empresarios y, para muestra, la tarjeta roja que le sacó ayer a la cervecera Constellation Brand en Mexicali.

En contraste, otros países se esmeran en salvar a la planta productiva como España que ha decretado moratoria en los pagos de hipotecas y dosificará los impuestos a las empresas. Francia suspende temporalmente las obligaciones fiscales a empresas y ciudadanos. Italia disminuye la carga fiscal de pequeñas y medianas empresas y también para hogares. En Latinoamérica hay dos países racionales: Argentina exenta el pago de obligaciones patronales a sectores afectados por el virus y Colombia devolverá el IVA a partir del próximo mes de abril. 

SONORA AL RESCATE
En Sonora también se apoya al sector productivo en estos tiempos difíciles. La gobernadora Claudia Pavlovich sale al rescate de las empresas, por el bien del empleo y la inversión, decretando un descuento del 50% en el pago de impuestos sobre la nómina para las empresas con 50 empleados o menos, 100% de descuento en el pago de impuesto sobre hospedaje y prórroga para pago por revalidación vehicular.

Además, otorga prórroga para el pago de licencias de alcoholes, un descuento del 50% en el pago de derechos registrales por inscripción de vivienda y se suspenden los actos de fiscalización estatal. También el Gobierno sonorense apoyará preferentemente a empresas contratistas locales con una bolsa de mil 300 millones de pesos.

Comentarios