No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas Diálogo empresarial

Marketing en USA

Primero, la incongruencia del mensaje, mientras su presidente nos ataca y le caemos mal, en Phoenix estamos ‘de moda’ una hospitalidad exagerada ¡hasta la alcaldesa nos dio la bienvenida!

Por Marcela Mexía

Le cuento que fui parte de un grupo de empresarias sonorenses que visitamos Phoenix, Arizona, en una “misión comercial”, éramos un total de 20. Lo pongo en antecedentes, fue una agenda de tres días donde el objetivo era brindarnos toda la información necesaria para hacer negocios en Phoenix ¿qué quiero resaltar?

Primero, la incongruencia del mensaje, mientras su presidente nos ataca y le caemos mal, en Phoenix estamos ‘de moda’ una hospitalidad exagerada ¡hasta la alcaldesa nos dio la bienvenida!, tuvimos panel de mujeres muy exitosas contandonos su experiencia en los negocios ¿cuánto cuesta el tiempo de esas mujeres? Y se dieron el tiempo de atendernos generosamente. También nos dieron un taller de “comunicación intercultural” que esperar en los negocios cuando nuestra contraparte es de distinto país, estuvo muy interesante. Pero el propósito de esta columna es el marketing.

Fuimos a visitar una empresa que fabrica tableros (motherboards) la dueña nos atendió, se ve que la filantropía es lo de ella, estaba feliz contándonos cómo había empezado, cómo evolucionó, nos llevó a ver la producción, nos explicó de todo, cuando llegó el momento de preguntas y respuestas, levanté la mano “what about marketing?” Yo quería saber por qué su sitio estaba obsoleto, no tenía SSL (certificado de seguridad), entonces aparecía la leyenda “no seguro”, es una empresa de tecnología y su sitio web abandonado. Ella asoció el tema de hacer estrategias de marketing con crecer, es decir, contestó que en este momento no quería más clientes, que hacer una estrategia de marketing significaría un rápido crecimiento y que muchas empresas habían ido a bancarrota por acelerar su crecimiento.

Le explico porque está todo mal.

1.- Entendí que el tema del marketing y tecnología es generacional, aquí, en USA ¡y en China!

2.- Empezar a hacer marketing cuando uno tiene el agua hasta el cuello es muy mala idea. Tenemos hoy que asegurar nuestra presencia digital, en Internet están nuestros clientes opinando, buscando, investigando y comprando, en este caso, su sitio tiene cero tráfico, por lo tanto, si un cliente potencial busca un proveedor como ella, Google no ofrecerá su sitio como respuesta.

3.- No es necesario lanzar una estrategia agresiva de marketing, simplemente hay que hacer lo que corresponde, en este caso yo me iría por el branding, por posicionar a la empresaria y su empresa como una autoridad en el tema, construir su valor de marca. En un momento dado si necesita más clientes, se puede hacer una estrategia de captación de leads -por ejemplo.

4.- Por más bueno y experto que seas en tu giro, si no estás en Internet: No existes.

5.- Tenemos que ser congruentes, no puede ser que te dediques a ser la mejor empresa en super tecnología y tu sitio parezca un Altavista del año del coludo.

Entonces me ofrecí amablemente a mandarle un check list de cambios y/o actualizaciones que tiene que hacer en su sitio, le dejé mi tarjeta y anoté a mano “I will fix your website”, ella se encantó, se rió muchísimo y me dió las gracias, porque ¿qué cree? Ella está demasiado ocupada siendo una empresaria exitosa, entonces no tiene tiempo para el marketing.

En otra columna le platico sobre el panel de empresarias y el networking. Sígame en redes sociales, que el networking es un activo muy rentable.

Comentarios