Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Hermosillo / Hermosillo

Mujeres rompiendo barreras: Inspirada en su mamá Rosalía emprende negocio de pays

Tenía una pequeña deuda qué saldar y se le ocurrió preparar este postre para vender

HERMOSILLO, Sonora.- El hacer las cosas con amor y desde el fondo del corazón, es lo que le ha funcionado a Rosalía Vásquez Robles en su pequeño negocio de venta de mini pays de cinco sabores.

Platicó que la forma de prepararlos la aprendió de su mamá Juana Blanco, quien tiene 73 años, pero desde que era joven trabajó la mayor parte de su vida para sacar adelante a sus ocho hijos.

Rosalía resaltó que los pays que prepara son distintos, ya que con la receta de su mamá, prepara la masa que sirve como base y tapa para el relleno.

"Los pays son individuales y la receta es distinta a los que llevan base de galleta molida, porque aquí hay que amasar la masa: Bates bien la manteca, así como si fueras a hacer tamales y luego empiezas a añadir la harina, y con media taza de agua se une la masa para luego hacer bolitas y rellenar los platitos.

Mi mamá siempre ha sido una luchadora”, dijo, “desde que yo me acuerdo, ella siempre trabajó para sacarnos adelante porque éramos ocho; primero trabajó en casa y después aprendió a vender, vendió de todo: Pays, comida, carne asada, hot dogs, de todo lo que se imaginen ella lo ha hecho para vender”.

Para Rosalía, su mamá siempre ha sido un ejemplo a seguir. Recordó que entre ella y sus hermanos le ayudaban a preparar los pays y venderlos.

El Imparcial: imagen de artículo


INICIA EL EMPRENDIMIENTO

Una deuda que tenía que pagar, fue el aliciente para que Rosalía se animara a preparar pays y venderlos para poder salir del problema financiero, y fue hace unos meses que emprendió su pequeño negocio.

Apenas tengo desde el 14 de septiembre (2022). Tenía una deuda, de poquito dinero, y se me ocurrió a hacer para la familia y que me los compraran, y así fue como empecé”, recordó.

En menos de dos horas, Rosalía vendió entre sus familiares alrededor de 30 pays individuales y su sabor gustó tanto, que al poco tiempo le empezaron a llegar pedidos.

“Como mujeres podemos hacer lo queramos, incluso los hombres también”, expuso, “que no se nos acabe el mundo porque no tenemos un ingrediente o el otro, hay que buscarle al igual que en la vida, si no nos alcanza una cosa, pues hay que buscar la forma de cómo salir adelante”.

Creo que las mujeres tenemos la capacidad de pensar, tenemos manos, tenemos piernas, podemos movernos, podemos hacer algo para salir adelante y no tener limitaciones porque la limitación está en la mente y cuando tú te lo propones, puedes hacer lo que tú quieras”, concluyó.

En esta nota