Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Mexicali / San Valentin

Tienen un amor eterno

Hilda Fernández y Alfonso Chomina unieron sus vidas un 12 de diciembre de 1958, ahora tienen 5 hijos 12 nietos y 16 bisnietos.

Mexicali, B.C.- Hilda Fernández y Alfonso Chomina unieron sus vidas un 12 de diciembre de 1958 en Hermosillo, Sonora luego de casi dos años de novios, recientemente cumplieron 65 años de casados.

Formaron una linda familia conformada por cinco hijos, una hija, 12 nietos y 16 bisnietos, quienes frecuentemente van a visitarlos sobre todo los fines de semana para preservar la unión familiar.

Una hermana de Hilda era compañera de trabajo de Alfonso, él jugaba béisbol y ellas iban a ver los juegos, fue ahí cuando los presentaron e inmediatamente hubo interés en conocerse más.

Tenían 21 y 22 años cuando decidieron formalizar su amor y se fueron a vivir juntos, Alfonso trabajaba y llevaba el sustento a la familia , mientras que Hilda se dedicaba a su hogar.

Javier Gallegos

“En aquel tiempo alcanzaba para más, mi señora nunca trabajó, lo que yo ganaba nos alcanzaba bien, cuando me casé ganaba mil pesos al mes y pagaba solo 150 pesos de renta, ahora tienen que trabajar los dos para que alcance” expresó Alfonso.

En 1960 se mudan a Mexicali por motivos laborales de Alfonso, pero en 1965 regresan a Hermosillo, pero la vida haría que regresaran a Mexicali en 1970 para quedarse permanentemente.

Comunicación

Los esposos consideran que la comunicación, la confianza, la paciencia y el respeto son los pilares principales para que su amor haya durado tantos años, pero como en todo matrimonio han existido problemas que han logrado superar.

“Llevarnos bien y respetarnos como todos los matrimonios hay problemas pero se solucionan, nunca hemos tenido un problema muy grande como para separarnos, hemos estado muy bien” expresó Alfonso.

El evitar enojarse uno con el otro también ha hecho que su amor se mantenga a más de 67 años de que conocieron su amor sigue igual o con mayor intensidad que cuando comenzaron a ser novios.

“Sigue el amor, mientras no hay enojos serios el amor va a seguir, ahora aparece que ya no hay amor en los matrimonios, es muy triste ver que se enojan muy feo y se separan” expresó Hilda.

Jamás se imaginaron que fueran a estar tanto tiempo juntos sobre todo porque cuando se casaron la gente vivía en promedio 65 años, hoy en día tienen 87 y 88 años y están agradecidos por tener muy buena salud.

Javier Gallegos

MUESTRAS DE CARIÑO

Las muestras de cariño y los halagos mutuos siguen siendo parte de su día a día como pareja, el hacerse saber el uno al otro que todavía se aman ha hecho que su amor esté más fuerte que nunca.

“Está más guapa ahora que antes, es una mujer que me ha tratado muy bien, también a sus hijos, yo trabajaba muchas horas y ella fue padre y madre de mis hijos” comentó Alfonso.

Por su parte Hilda reconoce que su esposo sigue siendo muy alegre como cuando lo conoció, es un hombre muy comprensivo y sobre todo con mucha paciencia, además de que fue un buen padre.

Alfonso e Hilda esperan seguir muchos años más juntos hasta que la vida se los permita para seguir disfrutando a toda su familia, incluso ya piensan cómo celebrar si llegan a los 70 años de casados.

Ambos se dijeron unas palabras para demostrarse el amor que se han tenido durante 65 años, aunque se lo dicen constantemente porque no necesita ser un día especial para hacérselo saber el uno al otro.

En esta nota