Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Mexicali / Ayuntamiento de Mexicali

Mal estado del drenaje propicia encharcamientos en la ciudad

Los persistentes encharcamientos son en gran parte atribuibles al deterioro del sistema de drenaje pluvial.

Mexicali, Baja California.- Los persistentes encharcamientos en distintos puntos de la ciudad durante las intensas lluvias en Mexicali son en gran parte atribuibles al deterioro del sistema de drenaje pluvial.

Tras los incidentes de encharcamientos ocurridos el pasado lunes debido a las fuertes lluvias asociadas al frente frío número 29, la alcaldesa de Mexicali, Norma Alicia Bustamante Martínez, reconoció que este problema es recurrente en el municipio.

Señaló que están implementando diversas medidas de acción en colaboración con la Comisión Estatal de Servicios Públicos de Mexicali (CESPM) para mitigar las complicaciones en el drenaje pluvial.

Explicó que mediante jornadas de limpieza buscan despejar las alcantarillas en áreas de la ciudad propensas a encharcamientos o con más reportes ciudadanos.

Enfatizó que dos problemas principales contribuyen a los encharcamientos: la antigüedad de la infraestructura de drenaje de la ciudad y el comportamiento perjudicial de algunos ciudadanos, quienes contaminan la vía pública arrojando basura que obstruye las alcantarillas.

“El sistema de drenaje de Mexicali es muy antiguo, por lo que requiere un mantenimiento constante; limpiamos las alcantarillas y drenajes, pero cuando llueve, vemos las consecuencias”, comentó.

La alcaldesa afirmó que se llevan a cabo jornadas de limpieza en sistemas de alcantarillado y drenajes, donde el principal desafío es la gran cantidad de desechos, incluyendo muebles viejos y en desuso, como sillones, que obstruyen los conductos.

Zonas sin drenaje

El titular de Obras Públicas Municipales, Alberto Ibarra Ojeda, dijo que el mal estado del drenaje pluvial se ha convertido en un problema incluso para la rehabilitación de vialidades y la creación de nuevos pavimentos.

Explicó que hay zonas de la ciudad que no cuentan con drenaje pluvial, lo que hace prácticamente imposible llevar a cabo trabajos de pavimentación en las mismas, ya que se desgastarían con rapidez.

Señaló que el mal estado del drenaje pluvial y el alcantarillado también afecta el estado de las vialidades, pues en zonas donde se registran encharcamientos debido a que el agua no logra fluir, se generan daños en la pavimentación.

En esta nota