Tendencias
Cintilla de tendencias

Balacera en Zapopan

Huracán “Orlene”

Denise Dresser

Alfredo Adame

Masacre en Texas: Policías podían detener al atacante en 3 minutos y no esperar más de una hora

Masacre en Texas: Policías pudieron detener al atacante a los 3 minutos de ingresar a la escuela, pero esperaron más de una hora; al final el asesino mató a 19 niños y dos maestras, muestran evidencias.

Avatar del

Por Redacción/GH

Policías permanecieron por 58 minutos dentro de la escuela Robb sin actuar, en ese tiempo el atacante se encerraba en un aula y asesinaba a 19 niños y dos profesoras.(Especial)

Policías permanecieron por 58 minutos dentro de la escuela Robb sin actuar, en ese tiempo el atacante se encerraba en un aula y asesinaba a 19 niños y dos profesoras. | Especial

TEXAS.- Las autoridades policiales tenían suficientes oficiales en la escena de la masacre de la escuela Uvalde, en Texas, para detener al atacante tres minutos después de que ingresó al edificio, manifestó un testigo.

Los agentes de Policía con rifles se pararon y esperaron en un pasillo de la escuela durante casi una hora mientras el hombre armado llevaba a cabo el ataque ocurrido el 24 de mayo en la Escuela Primaria Robb que dejó 19 niños y dos maestros muertos.

El pistolero de 18 años usó un rifle semiautomático estilo AR-15.

Masacre en Uvalde, Texas: El retraso policiaco

Agencias noticiosas de Estados Unidos difundieron que el coronel Steve McCraw, director del Departamento de Seguridad Pública de Texas, testificó en una audiencia en el Senado estatal sobre el manejo policial de la tragedia. Los retrasos en la respuesta de las fuerzas del orden público se han convertido en el “foco” de investigaciones federales, estatales y locales, cita la cadena CBS.

Ocho minutos después de que el tirador ingresara al edificio, un oficial informó que la Policía tenía una palanca "gamberra" que podían usar para derribar la puerta del salón de clases, dijo McGraw. Diecinueve minutos después de la entrada del pistolero, la policía introdujo el primer escudo balístico en el edificio”, testificó el testigo.

McCraw le dijo al comité del Senado que Pete Arredondo, el jefe de Policía del Distrito Escolar de Uvalde, decidió anteponer la vida de los oficiales a la de los niños.

Masacre en Uvalde, Texas: Fallas y oportunidades perdidas

El jefe de seguridad pública comenzó a delinear para el comité una serie de oportunidades perdidas, fallas en la comunicación y otros errores.
McCraw también dijo que la puerta del salón de clases no se podía cerrar con llave desde adentro.

Las preguntas sobre la respuesta de las fuerzas del orden comenzaron días después de la masacre.

McCraw dijo tres días después del tiroteo que Arredondo tomó "la decisión equivocada" cuando optó por no asaltar el aula durante más de 70 minutos, incluso cuando los estudiantes de cuarto grado atrapados dentro de dos aulas llamaban desesperadamente al 911 para pedir ayuda y los padres angustiados afuera de la escuela instaron oficiales para entrar.

Arredondo dijo más tarde que no se consideraba a sí mismo la persona a cargo y asumió que alguien más había tomado el control de la respuesta policial.

Masacre en Uvalde, Texas: Policías le fallan a las familias

Las familias de quienes perdieron la vida durante el tiroteo exigen que las fuerzas del orden rindan cuentas después de que el Austin American-Statesman publicara una foto de policías armados en el pasillo de la escuela. Las imágenes revisadas por el periódico muestran una marca de tiempo tomada casi una hora antes de que detuvieran al pistolero. 

Pete Arredondo nos falló", dijo Brett Cross, tío y tutor de la víctima Uziyah García. "Le falló a nuestros hijos, maestros, padres y a la ciudad, y al mantenerlo en su personal, ustedes continúan fallándonos". Mi mamá murió protegiendo a sus estudiantes. Pero, ¿quién estaba protegiendo a mi mamá?" dijo Lyliana García, la hija de Irma García, una de las dos maestras que murieron tratando de proteger a sus alumnos. 

Un oficial superior del alguacil le  dijo a The New York Times que dos policías de la ciudad de Uvalde también dejaron pasar una oportunidad fugaz de dispararle al hombre armado antes de que ingresara a la escuela.

En esta nota

Comentarios