Tendencias
Cintilla de tendencias

Migrantes muertos en tráiler

Samuel García

Crisis del agua

Rebecca Jones

¡Fuerte Estallido! Se llevan enorme susto por erupción volcánica en Tonga

Huyeron corriendo tras captar ruidoso estallido durante la erupción volcánica en Tonga. El video se viralizó e hizo recordar el Krakatoa, el sonido más fuerte registrado en el mundo.

Por Pablo Rubio

Captan fortísimo estallido tras erupción volcánica en Tonga, se llevan enorme susto.(Captura de video)

Captan fortísimo estallido tras erupción volcánica en Tonga, se llevan enorme susto. | Captura de video

TONGA.- La erupción volcánica en Tonga causa estragos alrededor del mundo elevando la marea de las costas de Santa Cruz, California y Coquimbo, Chile, por ejemplo. El momento de fuerte estallido fue captado por habitantes del país situado en el continente de Oceanía.

En el video de aproximadamente 38 segundos se apecia a un grupo de personas grabando en el cielo las columnas de gases que ha dejado la erupción volcánica y cuando menos lo esperan y más se acercan al agua les sorprende un estruendoso estallido que los asusta, hace retroceder y correr maldiciendo al instante.

 

Esta grabación hizo a varios recordar la explosión del volcán Krakatoa, el sonido más fuerte registrado en el mundo. 

Te puede interesar: Alerta de tsunami en el Pacífico sería imperceptible para costas mexicanas

Krakatoa, el sonido más fuerte registrado

 

Fue el 27 de agosto de 1883 cuando la erupción del Krakatoa cimbró gran parte del planeta, según recopila Muy Interesante.

El desastre natural causó más de 37 mil muertes, entre las explosiones y tsunamis de hasta 40 metros de altura, derivados de la erupción.

Además las cenizas volcánicas se suspendieron por los aires y se desplazaron por el mundo, formando un invierno volcánico que causó la disminución de la temperatura global durante los siguientes cuatro años.

Ensordecedora erupción

De igual manera se registraron atardeceres inusuales, con tintes de distintas tonalidades tras la filtración de los rayos solares.

Se estima que en un radio de 200 kilómetros, el violento sonido superó con creces el umbral del dolor para los oídos humanos, estimado entre los 130 y 140 decibeles, niveles ensordecedores que podrían causar daño auditivo permanente en quienes se expongan.

Existe la bitácora de Norham Castel, capitán de un barco inglés que navegaba a 65 km de distancia que afirmó que el estruendo del Kakatoa reventó los tímpanos de más de la mitad de su tripulación. En Australia y Nueva Guinea fue tal el sonido que llegó (a 3 mil kilómetros de distancia) que hubo reportes que avisaban de supuestas detonaciones de artillería.

En esta nota

Comentarios