Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Mundo / Tornados en EU

Al menos 23 muertos en Mississippi tras el paso de varios tornados

El alcalde de Rolling Fork, Eldridge Walker, dijo a la televisora WLBT-TV que no pudo salir de su casa inmediatamente después del paso del tornado porque había cables caídos. 

MISSISSIPPI, Estados Unidos.- Por lo menos 23 personas han perdido la vida luego del paso de los tornados por el estado de Mississippi el pasado viernes por la noche, a su paso dejaron edificios destruidos y cortes de servicio eléctrico. También se reportó caída de granizo del tamaño de bolas de golf.

La Agencia de Manejo de Emergencias de Mississippi confirmó que hasta las 6:20 del sábado se habían registrado 23 muertos, cuatro desaparecidos y decenas de heridos en todo el estado. La agencia tuiteó que equipos de búsqueda y rescate de numerosas agencias locales y estatales asistían a los afectados.

El Servicio Meteorológico Nacional confirmó que un tornado provocó daños unos 100 kilómetros (60 millas) al noreste de Jackson, Mississippi. Las poblaciones rurales de Silver City y Rolling Fork reportaron grandes daños al paso del tornado, que sin debilitarse iba hacia Alabama a 113 km/h (70 mph) atravesando Winona, Amory y otras localidades.

El servicio no fue parco en su alerta: “Para proteger tu vida, ¡GUARÉCETE YA!”

Tu vida está en peligro”, advirtió. “Los escombros voladores pueden ser fatales para los atrapados sin refugio. Casas rodantes serán destruidas. Es probable que viviendas, negocios y vehículos sufran daños graves, y la destrucción total es posible”.

Cornel Knight dijo a The Associated Press que él, su esposa y su hija de 3 años se encontraban en casa de unos familiares en Rolling Fork cuando llegó el tornado. Contó que el cielo estaba oscuro, pero “se podía ver su dirección por cada transformador que explotó”.

Todo estaba en absoluto silencio

Indicó que todo estaba en “absoluto silencio” cuando sucedió. Knight dijo que estuvo en la entrada de la casa hasta que el tornado se encontraba, calculó, a menos de un kilómetro y medio (una milla) de distancia. Entonces les pidió a todos los que se encontraban en la residencia que se resguardaran en un pasillo.

Comentó que el tornado golpeó la casa de otros familiares del otro lado de un extenso maizal de donde ellos se encontraba. Un muro de esa residencia colapsó y atrapó a varias personas. Mientras Knight hablaba por teléfono con la AP, indicó que podía ver las luces de los vehículos de emergencia en esa residencia.

El alcalde de Rolling Fork, Eldridge Walker, dijo a la televisora WLBT-TV que no pudo salir de su casa inmediatamente después del paso del tornado porque había cables caídos. Dijo que los trabajadores de emergencia intentaban llevar a los heridos a hospitales. Desconocía de momento cuántas personas habían resultado lesionadas.

En esta nota