Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Mexico / Morelos

Obispo de Chilpancingo entró a motel voluntariamente con otro hombre; autoridades desestiman versión de secuestro exprés

Los exámenes toxicológicos practicados al obispo revelaron la presencia de cocaína y benzodiacepinas en su organismo.

Obispo de Chilpancingo entró a motel voluntariamente con otro hombre; autoridades desestiman versión de secuestro exprés

MORELOS.- El comisionado estatal de seguridad, José Antonio Ortiz Guarneros, desestimó la posibilidad de que el obispo de la diócesis de Chilpancingo, Salvador Rangel Mendoza, haya sido víctima de un secuestro exprés, según informó a la prensa en Cuernavaca, Morelos.

Ortiz Guarneros señaló que las pruebas recabadas indican que el obispo ingresó voluntariamente a un hotel acompañado de otro hombre, quien posteriormente se retiró. Sin embargo, al recabar información, las autoridades de la Fiscalía General del Estado tomaron el control de la situación, limitando el acceso a más datos.

El comisionado expresó desconocimiento sobre las bases que la fiscalía tiene para sugerir la hipótesis del secuestro exprés y lamentó que algunos actores políticos aprovechen el incidente para criticar el trabajo de seguridad en el estado.

Dudas desde la Secretaría de Gobierno

El secretario de gobierno en funciones de gobernador, Samuel Sotelo Salgado, también cuestionó la teoría del secuestro exprés al revelar que el obispo fue visto por última vez en una pizzería, donde se reunió con un trabajador del establecimiento.

Los datos objetivos que se tienen es que hubo dos retiros, de dos cajeros, uno en la mañana del sábado y otro en la tarde-noche, pero no hay testigo o cámara (de video vigilancia) que haya visto que lo hayan privado de la libertad como tal, salvo lo que haya obtenido la fiscalía el día de hoy”, dijo Sotelo Salgado.

Salvador Rangel Mendoza fue reportado desaparecido desde el sábado 27 de abril y posteriormente fue encontrado en la sala de urgencias del hospital general José G. Parres de Cuernavaca, donde había sido llevado en ambulancia.

Resultados de exámenes médicos

Los exámenes toxicológicos practicados al obispo revelaron la presencia de cocaína y benzodiacepinas en su organismo, según el reporte médico al que tuvo acceso EL UNIVERSAL. Su ingreso al hospital se registró el domingo 28 de abril tras ser encontrado en un establecimiento público, con signos de deterioro neurológico y sin pertenencias.

Hasta el momento, el caso del obispo Salvador Rangel Mendoza sigue generando interrogantes y debate, tanto en términos de seguridad como de salud.

Las autoridades continúan investigando para esclarecer los hechos y determinar las circunstancias que rodearon su desaparición y posterior hallazgo en el hospital.

Te puede interesar: Obispo de Chilpancingo hallado en estado crítico; dio positivo a cocaína y benzodiacepinas

Temas relacionados