No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Policiaca Deficiencias de la investigación en el caso del “Cristo Encarcelado”

“Tumban” condena de homicidio

Avatar del

Por Saul D.Martinez

“Tumban” condena de homicidio

“Tumban” condena de homicidio

A través de un amparo federal, un hombre encarcelado y sentenciado a 20 años en prisión acusado de homicidio, logró su libertad, luego de que el Poder Judicial de la Federación encontró severas deficiencias en la investigación.

Esta liberación irrevocable, deja de nuevo en la impunidad el homicidio de Bernardo Martínez Barraza, ocurrido el 9 de julio de 2012, en la colonia Agualeguas, cuando tres hombres que lo buscaban lo toparon en la calle y lo golpearon hasta la muerte por robarse un cerco. Un testigo señaló a tres personas: Francisco Rigoberto Torres Moreno, Saúl Abraham Valdez Medina y José Luis Venegas Verdugo.

El primero, detenido en 2013 y liberado en 2014, tras pasar casi un año en prisión, aunque luego se comprobó que era un homónimo.

Torres Moreno trascendió en las páginas de este diario tras hablar sobre lo ocurrido durante su detención, y su vocación para aparecer personificado como Cristo durante los viacrucis en colonias de Tijuana.

Días antes de su liberación, otro sospechoso, Saúl Abraham Valdez Medina fue detenido y posteriormente condenado a 20 años de prisión, en una investigación que ha sido desestimada por el Primer Tribunal Colegiado de Circuito.

SENTENCIAS

Valdez Medina fue detenido el 20 de enero de 2014 en Mexicali, días antes de la liberación de Torres Moreno. De acuerdo a testigos, él estuvo en la camioneta que recorrió las calles de la colonia Agualeguas doce horas antes, buscando a la víctima.

El 12 de junio de 2015, fue sentenciado a 20 años de prisión, pero su defensa apeló.

“Había muchas inconsistencias en los señalamientos de testigos y no presentaron pruebas científicas”, comentó su abogado, Ramón Valdez Salas.

Los integrantes del Tribunal de Juicio Oral, Héctor Cortés Peña, Gerardo Aceves Salazar y Guillermina Cuevas Tapia, determinaron una sentencia de 20 años, que fue apelada en el Tribunal Superior de Justicia del Estado (TSJE), que la reafirmó el 7 de diciembre de 2015.

Otro amparo directo promovido por la defensa, se radicó en el Primer Tribunal Colegiado de Circuito bajo el folio 62/2016, que ordenó al Tribunal Superior de Justicia del Estado a emitir otra sentencia, pues había agravios en contra del imputado.

A pesar de que el TSJE volvió a emitir la sentencia en el mismo sentido, otro amparo logró que se revocara la sentencia, y Valdez Medina fue liberado este 13 de diciembre, sin cargo alguno, tras pasar casi 4 años en prisión.

INCONSISTENCIAS

Entre las debilidades de la investigación que señalaron los jueces federales, se encuentran los testimonios de presuntos testigos, que afirmaron verlo doce horas antes de los hechos.

Aunque lo señalan con otra ropa y argumentan que se pudo haber cambiado, su abogado asegura que se trataba de otra persona.

En su testimonio, el hoy liberado afirma que sólo “le dieron un raite”, horas antes de que ocurrieran los hechos.

Luego de su captura, en la investigación figuró un testigo que dijo que la Policía Ministerial lo había presionado para cambiar declaraciones y señalar personas, incluso interpuso una denuncia en Asuntos Internos para que no lo volvieran a molestar, pues lo llegaron a presentar en la PGJE a declarar en unas catorce ocasiones, aseguró.

A más de cinco años del delito, el caso sigue abierto y en la impunidad, aunque en la investigación se confirma que existe una tercera orden de arresto en contra de un posible participante en el homicidio, sin embargo hasta el momento no ha sido detenido.

Comentarios