No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Mexicali

Repostería China: “Un dulce manjar de oriente”

Con la idea de seguir dando a conocer parte de sus tradiciones a los mexicalenses, degustar el pan chino se ha vuelto una parada obligada en el centro histórico de la ciudad.

Avatar del

Por Raymundo García

Repostería China: “Un dulce manjar de oriente”(Daniel Reséndiz)

Repostería China: “Un dulce manjar de oriente” | Daniel Reséndiz

Con sabores dulces y texturas que dejan al paladar con un buen sabor de boca, es como realizan parte de la repostería china en el restaurante “Chieng’s Bistro”, ubicado en el centro histórico de Mexicali.

Ocupando el espacio donde un día estuvo la tienda fotográfica “Fotorama” en la calle Ignacio Manuel Altamirano, este restaurante se caracteriza por dar a conocer los platillos que se realizan en China, respetando el sabor e ingredientes de su país.

Esteban León Ham, director de la Asociación China de Mexicali, señaló que este nuevo establecimiento abrió sus puertas en el mes de febrero como una oferta distinta de la comida asiática, donde la repostería, es uno de sus principales atractivos.

“Nosotros teníamos la idea de hacer algo diferente con nuestra gastronomía, pues la repostería china ya se vendía en el mercado de la comunidad china solamente. “Pero al abrir este restaurante, quisimos darle paso a que la comunidad mexicalense pudiera probar nuestro pan chino, respetando la esencia que lo caracteriza”, expresó.

SIGLO XX

El director señaló que parte de la historia del pan chino en Mexicali se remonta a principios del siglo XX, donde la elaboración del pan formaba parte de los primeros comercios chinos de la ciudad.

“Los chinos de la agricultura empezaron a replegarse a los comercios, como lavanderías, restaurantes y por supuesto la panadería, la cual tuvo un auge fuerte en esa época.

“La repostería siempre fue muy bien aceptada en China, pero aquí no se intensificó mucho, pues causó cierto recelo ante los comerciantes locales, frenando así la repostería. “Pero con el tiempo y la implementación de los famosos cafés de chinos, se pudo ver de nuevo el pan, el cual no era precisamente el que se producía en China. “Ya que tuvo que ajustarse en cuanto a ingredientes y precio de elaboración, para hacerlo más vendible. “Así que, al existir una mayor proliferación de los restaurantes de comida china en la ciudad, quedó rezagada el área de la repostería por mucho tiempo”, mencionó.

CALIDAD

El señor León, quien compartió con el equipo de LA CRÓNICA parte de la variedad de la repostería china, señaló que para ellos la calidad forma parte importante dentro de su repostería.

Explicó que al igual que la repostería francesa, mexicana o americana, donde cuidan cada detalle en su elaboración, la panadería china, intenta posicionarse en la localidad como una de las preferidas por los comensales.

“El pan en si de esta repostería, parte de la esencia de ser consumido recién hecho y siendo constantes en su preparación. “Por lo que cuidamos que cada día siempre salga nuevo pan, pues nos gusta ser visitados siempre por personas nuevas que quieran probar parte de nuestro trabajo culinario”, comentó.

SABOR 

El director, el cual ahora señalaba que una de las características del pan chino es combinar distintos sabores, expuso que el preferido por el paladar mexicalense es el dulce y el agridulce.

“Hemos notado que lo dulce definitivamente es parte de los sabores favoritos de la comunidad local, por lo que siempre tenemos pan donde uno de los ingredientes es la flor de loto. “Nos gusta que las texturas siempre puedan sentirse diferentes en cada postre, algunas son más suaves, otras son más crujientes, pues la variación en nuestra repostería es lo que queremos dar a conocer”, expresó.

ACEPTACIÓN MEXICALENSE

En cuanto a la aceptación de los mexicalenses por el pan chino, el director comentó que ha sido totalmente de su agrado, haciendo que el consumo se esté extendiendo más allá de la frontera.

“En estos últimos meses la gente ha reaccionado bien al pan chino, nos dicen que les gusta mucho y que sabe diferente a lo que están acostumbrados, y eso a nosotros, nos llena de satisfacción. “Por lo que, si un día tienen ganas de beber un rico café chino acompañado de una pieza de pan y variar un poco con la oferta gastronómica actual, aquí siempre estaremos para atenderlos”, mencionó.

En esta nota
  • gastronomía

Comentarios