Tendencias
Cintilla de tendencias

COVID-19

Búsqueda de Personas

Migrantes Ucranianos

Vacuna contra el Covid-19

Clima Mexicali

zona sísmica

Sin duda alguna los asesinatos de Margarito Martínez Esquivel†y Lourdes Maldonado† perpetrados en Tijuana, aunados al de José Luis Gamboa†.

Por Zona Sísmica

FISCAL ESPECIAL

Sin duda alguna los asesinatos de Margarito Martínez Esquivel†y Lourdes Maldonado† perpetrados en Tijuana, aunados al de José Luis Gamboa† , en Veracruz, ha unido al gremio periodístico como hace mucho tiempo no se veía.

Las exigencias de justicia para esclarecer los crímenes y dar seguridad a quienes ejercen el oficio se incrementan. Tan así está la presión nacional e internacional, que el presidente Andrés Manuel López Obrador ha tenido que tocar el tema durante tres días seguidos en su conferencia mañanera.

Mientras eso sucede, en Baja California el gobierno de Marina del Pilar Ávila Olmeda dio a conocer el nombre del Fiscal Especial para la investigación de los homicidios de Martínez y Maldonado: Atalo Machado Yepez.

La designación de este Fiscal es un avance importante en las promesas de esclarecer los asesinatos de los dos comunicadores tijuanenses.

En las indiscretas paredes de la Fiscalía General del Estado se escuchan comentarios en el sentido de que Machado Yepez es buen investigador de homicidios e incluso que es apasionado con el trabajo.

Una de las ventajas que le ven al nuevo Fiscal Especial es que ha trabajado durante largos periodos en Tijuana, precisamente en las áreas de investigación de homicidios y secuestros.

El conocer la situación en una de las ciudades más violentas del país y del mundo le da a Machado Yepez una enorme ventaja, puesto que tiene contactos, informantes y conoce de qué pie cojea cada uno de los elementos a su cargo.

En este caso será importante saber si él como Fiscal Especial será quien elija a su propio equipo e incluso pida personal de la FGE adscrito a Mexicali o a otros municipios para conformar un equipo sólido y de confianza, o si de plano se lo asignan sin tomarlo en cuenta.

Hay quienes consideran que si lleva a cabo una investigación verdaderamente sin injerencias o presiones externas, los homicidios de Martínez Esquivel y Maldonado podrán ser esclarecidos para llevar ante el banquillo de los acusados a los presuntos responsables, para eventualmente lograr una sentencia condenatoria.

De los resultados de esta investigación dependerá mucho el prestigio de la Fiscalía Especial, de la FGE, del gobierno estatal, del federal e incluso, hasta de la 4T.

Por cierto, en Mexicali un incidente registrado el 29 de agosto de 2012, cuando en la agencia receptora de la entonces Procuraduría General de Justicia del Estado dejaron dos cabezas de cerdo con un cuchillo clavado en la frente.

Junto a los cráneos de los marranos había escritos dos apellidos: Machado y Vega. El primero es el hoy Fiscal Especial Atalo Machado Yepez y el otro Antonio Vega.

En ese entonces el Subprocurador Contra la Delincuencia Organizada y el área de Asuntos Internos de la PGJE empezaron las investigaciones "a fondo" para esclarecer la situación, aunque ahora a poco más de nueve años de ese incidente ni se sabe el resultado de la investigación sobre la amenaza a Machado Yepez y a Vega.

DESPIDOS

El traslado de la Cuarta Sala del Tribunal Superior de Justicia del Estado (TSJE) a la ciudad de Tijuana ha provocado algunos despidos de personal de mucha experiencia en el Poder Judicial del Estado.

Se debe recordar que la Cuarta Sala, integrada por los magistrados tijuanenses Nelson Alonso Kim Vargas y Ana Carolina Valencia Márquez, así como por la mexicalense Karla Patricia Amaya Coronado, se convirtió en sala Civil, por lo que parte del personal especializado en temas penales fue removido.

Un secretario proyectista fue enviado al Juzgado en Ciudad Morelos, mientras otro fue adscrito al Juzgado Único Penal. Ya hace unos meses también habían despedido al secretario proyectista Rafael Gutiérrez.

Solo que estos movimientos provocaron también el despido de las licenciadas Marisela Macalpin y Raquel Burgoin, la primera juez del Juzgado Único Penal en Mexicali y la segunda todavía hace poco estaba en la Secretaría General de Acuerdos del TSJE.

Ambas licenciadas tenían toda una carrera laborando en el Poder Judicial del Estado y de un día para otro quedaron fuera.

Comentarios