No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas

Nacionalismo

Existen varias aristas desde donde este tema se puede abordar. Pero, veamos lo extraño que le pidiera parecer al lector de este razonamiento, más he de hacer  un acercamiento; aquí lo novedoso; a una tiendita de la Conasupo, (Compañía Nacional de Subsistencia Populares) que se encuentra en este momento en el poblado de “La Rumorosa”, precisamente frente a un Oxxo. (Hoy en La Rumorosa, existen tres mercados Oxxo)

Existen varias aristas desde donde este tema se puede abordar. Pero, veamos lo extraño que le pidiera parecer al lector de este razonamiento, más he de hacer  un acercamiento; aquí lo novedoso; a una tiendita de la Conasupo, (Compañía Nacional de Subsistencia Populares) que se encuentra en este momento en el poblado de “La Rumorosa”, precisamente frente a un Oxxo. (Hoy en La Rumorosa, existen tres mercados Oxxo)

Esta creación, del priismo de los sesenta se debió al presidente Adolfo López Mateos. Nadie puede negar el nacionalismo patriótico de López Mateos, (incluso es López) como otros López que yo conozco, naturalmente con todo respeto a nuestro presidente Obrador.

La “tiendita” Conasupo de marras citada se encuentra sola, desértica, casi abandonada, mientras tanto, los Oxxo  permanecen llenos de clientela.

A principio de los sesenta, se abrió en Mexicali una tienda Conasupo similar a lo que hoy pudiera ser La Ley. Los consumidores eran abundantes, se surtía  sobre  todo de  productos nacionales, algunos incluso  empacados por empresas del gobierno. Los gerentes de estas grandes tiendas eran por lo regular  políticos priistas. Sin duda funcionarios que más que gerentes de un supermercado parecían delegados plenipotenciarios, superiores incluso a los hoy delegados del gobierno de Obrador. La idea de López Mateos no era mala; incluso con tinte nacionalista, reitero. No había competencia en el mercado de alimentos. Pasillos y anaqueles de productos eran manoseados y removidos por la multitud de consumidores. El desorden o el descuido y la limpieza brillaban por su ausencia. Solo había uno en todo Mexicali. Se encontraba en donde hoy se ubica una terminal de autobuses foráneos para el turismo, López Mateos y Morelos. En aquellos años por nuestro nacionalismo priista estaba   prohibida la competencia a la iniciativa privada en materia de mercados de abastos. No me consta esta precisión. -No lo sé. Lo que sí me consta es que, quizás allá por los setenta se abrió el primer Calimax, en Lopez Mateos, próximo a El Caballito; y rápidamente se construyó la gran plaza de la avenida Benito Juárez frente a Los Pinos. Y en pocos años Mexicali se llenó de supermercados por las distintas zonas de la ciudad y diferentes empresarios y estos terminaron con el nacionalismo revolucionario de López Mateos. Y no es que el proyecto del Presidente López Mateos fuera malo, lo que hace evidente es la confusión de algunos políticos con su nacionalismo revolucionario, confundiendo peras con manzanas. Es decir, economías socialistas y liberales. Era a la vez la confusión de los políticos mexicanos, coqueteando con la URSS y con el capitalismo norteamericano. Cualquier semejanza con estos tiempo de Morena y la 4T es pura

especulación- ¿Será? Todo el proyecto y acción de López Mateos de nacionalizar la CFE. y su finalidad convertir en monopolio del Estado, por cualquier arista que se le mire fue sin duda una medida correcta, pero mi pregunta o mejor aún convicción: todo monopolio es naturalmente criticable, simplemente por no permitir la posibilidad de la competencia. Mexicali fue otro desde que llega a esta ciudad la competencia de los supermercados, incluso la ciudad creció y se desarrolló,  lo que fue el entronque con  calle 11 y Lázaro Cárdenas. Solo para afirmar que el prejuicio, el error  revolucionario no necesariamente nos puede conducir a la prosperidad. Aunque si, es posible que el poder en unas cuantas manos beneficie a los dueños del mando; a los controladores del poder. ¿Ya se enteró usted del contenido de este mensaje? El control de la CFE en manos del gobierno pudiera ser bueno, pero mis ejemplos, los de la trayectoria de la Conasupo, deberían arrojar alguna luz, solo a quienes les guste razonar, es decir, usar el cerebro y no la ideología para conducir este país “Cuerno de la abundancia”, de acuerdo con los gobiernos priistas revolucionarios. 

*- El autor es artista plástico.

Comentarios