No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas

Muy agresivos

El poder del partido Morena, o mejor sus seguidores, es en este momento incontenible. Nadie los para. Es posible que el INE le dé una cucharada de su propio chocolate. Aun así al escribir esta columna, Mario Delgado, presidente de Morena, y Félix Salgado Macedonio, se han mostrado ante esta institución electoral con extrema soberbia, engreídos será la palabra.

El poder del partido Morena, o mejor sus seguidores, es en este momento incontenible. Nadie los para. Es posible que el INE le dé una cucharada de su propio chocolate. Aun así al escribir esta columna, Mario Delgado, presidente de Morena, y Félix Salgado Macedonio, se han mostrado ante esta institución electoral con extrema soberbia, engreídos será la palabra.

Toda su prepotencia se deriva, es imposible negarlo, del populismo de miles de seguidores de Andrés Manuel López Obrador. Mario Delgado, varios “morenitos” en el poder o buscando el poder en este momento apuntalan toda su propaganda en las ideas del Presidente en la permanente agresión del mandatario contra sus adversarios. Por otra parte, y tema al margen de estos comentarios, desde su llegada al gobierno López Obrador inicia un permanente ataque contra el sistema político de los gobiernos del pasado de corruptos; tiene razón en este denuncia: “mochis” y corrupción de un alto porcentaje de gobernantes por cincuenta o más años, en donde a la vez Obrador en su juventud convivió, y por lo tanto, al conocerlo a la perfección, se aprovecha y utiliza esta predominante corrupción del sistema anterior.

Esto, de hecho justificable, se ha convertido en una letanía permanente de los de Morena contra el pasado. Émulos, de hecho, mentalidades manipuladas por los mensajes del Presidente. Esta permanente agresión del mandatario que le entrega los políticos de Morena, de aquí y de más allá, una carta de prepotencia y de engreimiento, que ante todo los hace muy agresivos contra todo lo que no sea parte de sus caprichos, de sus proyectos, de sus ambiciones. Así de simple. Debo reiterar al respecto que de esta conducta solo hay un culpable. El presidente Andrés Manuel López Obrador. Obrador no lo ignora, pero a la vez no será la primera ocasión que hace un llamado a la cordura de sus seguidores. El respeto a los mandatos constitucionales, en el caso del INE y lo ocurrido a Félix Salgado Macedonio y quien buscaba ser candidato a la gubernatura por Michoacán. Mientras tanto, Obrador acusa al INE de conservador, de ser su enemigo, de haber caído en las manos de sus adversarios políticos. Así, ¿Cómo se puede llamar a los políticos de Morena a la cordura? Un contrasentido surrealista empañado por la pasión ideológica. Mientras tanto, Lorenzo Córdova, consejero Presidente del INE, define con precisión su papel: “Nosotros no hicimos la ley, sólo respetamos lo que todos los partidos políticos ordenaron fueran leyes plasmadas en la Constitución”.

Mandatos constitucionales, precisamente, por el reclamo en el pasado cercano de convertir al IFE, primero y con el tiempo el INE, en un organismo electoral confiable, respetable. Así de simple.

Mientras tanto, los políticos de Morena ponen oídos sordos a esta realidad, a estas ordenanzas plasmadas en la Constitución. Me parece increíble. Incluso partidarios de Morena que son abogados, profesionistas universitarios. Los hay también muy broncos, o carentes para entender esos mandatos constitucionales, lo que de ninguna forma los dispensa, y por lo tanto, son los más agresivos. La blancura de las multitudes de Morena los convierte en una masa de fanáticos 100% más agresiva. Es así de simple. En fin, allá ellos; con su pan se lo coman.  

*- El autor es artista plástico.

Comentarios