No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas

Fraseología

Además de ser lo que comemos somos como hablamos. O, dicho de otra manera, nuestra forma de hablar nos define.

Por Miguel Ángel Lino

Además de ser lo que comemos somos como hablamos. O, dicho de otra manera, nuestra forma de hablar nos define.

Así es. Nuestro cuerpo formado de órganos internos y externos como la piel, y de aparatos o sistemas que gobiernan nuestra vida biológica, son una parte de nuestro ser. Otra es la fisonomía, actitudes y aptitudes que proyectamos hacia los demás…

Pero, basta con hablar para que se nos juzgue. Porque las palabras hiladas en frases expresan nuestra forma de pensar, de sentir y de ser.

Al hablar utilizamos comúnmente una serie de frases hechas y locuciones realistas o figurativas. Proverbios, metáforas, modismos. En particular, los mexicanos somos dados a los dichos, refranes y símiles: “Tan flaca como mi suerte”.

Ante lo obvio, al niño que se tropieza lo recriminan: “Es que no te fijas por donde caminas”. Al joven maleducado sus padres le reclaman: “¿Eso es lo que te enseñamos en casa?” Al marido sinvergüenza: “¡No tienes vergüenza!” A la mujer abnegada: “¡De veras que te pasas de buena!”. Y así, un sinfín de lugares comunes.

Existe una amplia colección de frases que alguien dijo en algún momento y que por su impacto (bueno o malo) llegaron para quedarse, en particular de la boca de políticos y mandamases: “Ese gallo quiere maíz”, Porfirio Díaz. “Nadie aguanta un cañonazo de cincuenta mil pesos”, Álvaro Obregón. “El que se mueve no sale en la foto”, Fidel Velázquez. “Ni nos perjudica ni nos beneficia, sino todo lo contrario”, Luis Echeverría. “Un político pobre es un pobre político”, Carlos Hank González. Y más actuales: “Comes y te vas”, Vicente Fox. “Haiga como haiga sido”, Felipe Calderón; “Es un complot”, “me canso ganso” y “yo tengo otros datos” de ya sabe quién.

           

LA PALABRA DE HOY: FRASEOLOGÍA

            Es el conjunto de frases o locuciones que de manera indirecta o figurativa expresan una sentencia: “Ser su paño de lágrimas” significa comprensivo confidente.

            En el DRAE en primera acepción, la define como: “Conjunto de modos de expresión de una lengua, de un grupo, de una época o individuo”.

            La palabra frase proviene del latín 'phrasis' y del verbo 'phrazein' que significan “hacer comprender o explicar algo”. Y, el sufijo _logía expresa tratado o ciencia como en astrología, criminología o etimología.

           

DE MI LIBRERO: DICCIONARIO FRASEOLÓGICO…

            Manuel Seco, reconocido lingüista español, compiló el Diccionario Fraseológico documentado del español actual, con la colaboración de sus colegas Olimpia Andrés y Gabino Ramos, Ediciones Aguilar, 2004.

            Diccionario del que cito: “… unidades fraseológicas que sirven para todo… pequeños milagros de precisión. Dan relieve y ayudan en las descripciones con su fuerza expresiva: «lo dijo de buena fe» o «a nadie le amarga un dulce» o «máquina infernal» …

            «A la vejez, viruelas» a la conducta de un anciano con pretensiones de joven. «Echar el resto» al último esfuerzo. «Se le cruzaron los cables» al que se equivoca o desvaría. «A flor de piel» algo de impacto sentimental y físico”.

            Entre otras muchas, las que decía mi madre: “Nada más deja que te alcance” y cuando me alcanzaba me sonaba diciendo: “Más me duele a mí”. Memorable fraseología.

*- El autor es profesor de Redacción Creativa en Cetys Universidad.

Comentarios