No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas

Buenos hábitos del ahorro 

Iniciamos la recta final para el tan esperado 2020, y dedico esta columna a todos las personas que como yo hemos realizado más de una vez una carta de buenos propósitos y hasta hemos creado rituales para que se cumplan, ya sabes… las 12 uvas, etc.

Por Olivia Prado

Iniciamos la recta final para el tan esperado 2020, y dedico esta columna a todos las personas que como yo hemos realizado más de una vez una carta de buenos propósitos y hasta hemos creado rituales para que se cumplan, ya sabes… las 12 uvas, etc.

Muy en concreto te digo que las metas no logradas no tiene nada que ver con los rituales, la lista de deseos ni la mala suerte, tiene que ver sólo y únicamente contigo. Muchos de nuestros propósitos están firmemente relacionados con la creación de hábitos buenos, muchos de nosotros hemos oído hablar de ese experimento donde se pone a una rata en un laberinto, a la salida el roedor le espera la recompensa o en este caso un chocolate.

Al principio, la rata empieza a buscar el camino sin mucho ánimo y le toma algún tiempo encontrar la salida. En este punto podrías pensar que es una rata tonta, porque le tomó tanto tiempo salir del calabozo. Sin embargo la siguiente vez lo hace más rápido y la tercera todavía más rápido. Durante sus primeros intentos por salir del laberinto, la rata inicia un proceso de aprendizaje y es cuando su cerebro tiene mayor actividad, conforme entiende el laberinto, su cerebro deja de dedicarle tiempo de reflexión al proceso, se vuelve automático: se ha formado un hábito.

Una vez que se desarrolla un hábito, el cerebro recuerda una sensación agradable de

satisfacción o de triunfo, la cual nos impulsa a repetir una actividad una y otra vez. ¿Qué hábitos positivos o negativos en relación con tu dinero has construido? ¿Has pensado alguna vez en ello? El dinero es algo muy importante en nuestras vidas, tanto que nos hace felices, sin embargo, nos es siempre complicado manejarlo de forma eficiente y en nuestro beneficio. Tanto que igual que llega a nuestras manos se va.

Desarrollar el hábito de ahorrar tiene dos principales obstáculos.

1. Decidir cuánto podemos ahorrar. Usualmente pensamos que podemos ahorrar grandes

cantidades porque así llegaremos a una suma mayor muy rápido, pero a la larga ese esfuerzo puede hacer que guardar dinero se vuelva un sacrificio doloroso. Establecer un monto de ahorro requiere que evalúes tus gastos, tus ingresos y lo que deseas reunir, a

partir de esto, podrás definir un monto y un plazo.

2. Queremos resultados inmediatos. Estamos acostumbrados a menospreciar lo que

podemos lograr en un año y valoramos en exceso lo que podemos hacer en un día.

Ahorrar e invertir requiere tiempo y los resultados se ven con los meses no con las horas.

Sin importar cual sea tu meta tómatelo en serio, esto no es una idea subjetiva, está

directamente relacionado al tiempo y la energía que le dedicamos a algo.

Motívate, una vez que has dado tu primer paso, ponle fecha al segundo, si este mes ahorraste $500 el que sigue ve por más hasta que lo hagas de manera natural y seas un ahorrador experto.

En tanto continúa enviando tus comentarios al email hola@oliviaprado.com.

Y crece con tu dinero.

* La autora es coach financiero.

Comentarios