No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas

¿Aumentar el precio de los Pau Pau’s?

Ante la cantidad de accidentes automovilísticos que se han registrado en las últimas semanas, la alcaldesa suplente de Mexicali, Guadalupe Mora Quiñónez, conocida popularmente como Lupita Mora, declaró contempla la posibilidad de aumentar el precio de la cerveza que se vende en bares y antros de la ciudad.

Por Gustavo Macalpin

Ante la cantidad de accidentes automovilísticos que se han registrado en las últimas semanas, la alcaldesa suplente de Mexicali, Guadalupe Mora Quiñónez, conocida popularmente como Lupita Mora, declaró contempla la posibilidad de aumentar el precio de la cerveza que se vende en bares y antros de la ciudad.

En primer lugar, aumentar el costo no va a generar una disminución en el consumo. Sube el precio de los cigarros y los fumadores siguen fumando. Sube el precio de las papitas y la gente sigue consumiendo comida chatarra. Aumentar el precio solo va a perjudicar el bolsillo de la mayoría y beneficiar el de unos cuantos.  

En segundo lugar, el gobierno no entiende algo elemental. La meta no es que la gente tome menos cerveza, o, de plano, deje de consumirla. Esa no es la meta. El verdadero objetivo es que los cachanillas entendamos que si vamos a tomar no debemos manejar. Una cosa es completamente distinta de la otra.

¿Cómo logramos eso? A través de políticas públicas creativas que, poco a poco, nos enseñen a no utilizar nuestro vehículo cuando vamos a tomar. Programas gubernamentales que nos ayuden a generar la costumbre de utilizar un Uber, o un taxi, tal y como ya ocurre en diferentes partes de nuestro propio país.

Por ejemplo, en diferentes ciudades de Argentina hay un programa llamado “Regresa Seguro”. Los bares de estos municipios, para fomentar que las personas no lleven carro si van a tomar, regalan el raite de regreso a casa. Al final de la noche, los empleados de estos bares te entregan un cupón y con ello el taxi a casa es completamente gratis. A cambio de ello, el gobierno premia a estos establecimientos con recortes de impuestos. Naturalmente, esta medida ha generado que la gente, principalmente los jóvenes, se acostumbren a no utilizar su vehículo si salen de fiesta.     

También hay casos de éxito en nuestro país. En Nuevo León, específicamente en el municipio de San Pedro Garza García, existen las famosas antialcohólicas. Si pasas por uno de estos retenes, y bebiste más de lo que permite la ley, la multa es de hasta 50 mil pesos. Obviamente, esto ha generado los jóvenes se acostumbren a moverse en Uber o taxi.

En las grandes ciudades del país, lugares como Guadalajara, Monterrey o Ciudad de México, la gente está acostumbrada a no utilizar el carro si va a tomar alcohol. En ciudades pequeñas, o medianas, como Mexicali, la costumbre es llevar tu vehículo a cualquier parte. Es un tema de cultura ciudadana. Es una conducta que, poco a poco, puede modificarse si se impulsan las políticas públicas correctas.

Ya veremos si la futura alcaldesa de Mexicali, y actriz de teatro… local, Norma Bustamante, realmente demuestra su conocimiento en cultura; y, al llegar a la presidencia municipal, impulsa programas que nos ayuden a mejorar nuestro comportamiento.        

*- El autor es abogado y conductor de televisión.

Comentarios