No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas PUNTO DE INFLEXIÓN

Punto de inflexión

Por

Gana o pierde México “La forma es fondo” Jesús Reyes Heroles Seamos sensatos e inteligentes. Objetivos y sinceros. Asumamos lo que es... Gana o pierde México con una decisión que precisamente los mexicanos habremos de tomar al momento de ejercer nuestro voto el próximo 1 de julio. En este orden de ideas, serenos, analicemos con la cabeza fría para decidir lo correcto en los tiempos que corren... Unos llenos de incertidumbre no sólo en el quehacer nacional, sino en el concierto de las naciones en un mundo convulsionado e impredecible en muchos sentidos (destacando la amenaza que representa el actual gobierno de nuestros vecinos del Norte y principal socio comercial). Así las cosas, procedo a emitir mi opinión respecto a lo sucedido en el primer debate presidencial: Andres Manuel López Obrador: Líder en la intención de voto en todas las encuestas, blanco obvio para el resto de los candidatos, fue exhibido. Más allá de los ataques frontales sobre los cuales no supo o de plano no pudo contestar, lo preocupante de su caso radica en su incapacidad para transmitir algún plan de gobierno; lo inquietante de su testarudez que le nubla incluso para explicar lo que sí ha dicho y luego se desdice (léase amnistía a criminales o su idea de revocación de mandato); lo contradictorio de alguien que dice ser el paladín que acabará con la “mafia del poder”, cuando todos los días suma a su causa a quienes alguna vez identificó como sus principales miembros (Manuel Bartlett, Elba Esther Gordillo, Napoleón Gómez Urrutia, por citar algunos). Ricardo Anaya: Sin duda alguna el mejor polemista de la noche. Excelente manejo de tiempos y capacidad para acertar con golpes certeros, de esos por los que los debates son recordados. Sin embargo, la sombra de la duda es y será una pesada lápida. No ha podido aclarar su presunta responsabilidad en red de lavado de dinero cuyo caso avanza y se investiga siendo un enigma las consecuencias que le acarreará... José Antonio Meade: Cargando con el desprestigio del partido gobernante y sin suficiente contundencia para desmarcarse de los diversos escándalos de corrupción del gobierno actual del cual fue parte integrante de primer nivel, su condición de honestidad probada y ciudadano no le está siendo suficiente. Sin transmitir sentimientos y dictando más bien una cátedra, a pesar de ser el candidato que aterrizó las mejores propuestas, tiene que trabajar mucho más en su capacidad de transmitir más pasión y elocuencia como las campañas en sí mismas ameritan. Margarita Zavala: La más nerviosa e incómoda ante el escenario, a pesar de que se esperaba más de ella, fue una mujer que puso de frente los valores y con dignidad e inteligencia deslindarse del gobierno de su esposo. Jaime Rodríguez en su papel de bronco: Más allá de lo peculiar de su apodo, una vacilada su candidatura. Y pensar que muchos ingenuos hasta viaje especial a Monterrey hicieron para rendirle honores a un personaje que fue lo que estaba claro que era... una farsa. El autor es editorialista local/consejero CDEM.

Comentarios