No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas PALABRA POR PALABRA

Palabra por palabra

Por Miguel Ángel Lino

Desgañitarse Ante el dolor, el enojo o un gran susto se sueltan gritos lastimeros; pero también las alegrías y emociones provocan eufóricos alaridos. Por eso, cuando alguien grita mucho se desgañita, su voz enronquece y hasta puede quedarse afónico. Hace unos días le pregunté a un gran amigo si se había desgañitado apoyando a los Soles de Mexicali en el partido contra de los Capitanes de la Ciudad de México en la serie final de la LNBP. Él me respondió, “me quedé ronquísimo”. Claro, enronquecido por ser aguerrido aficionado de la quinteta cachanilla. En el argot médico se le identifica como laringitis (inflamación de la laringe) que va desde la ronquera hasta la pérdida temporal de la voz. Es irónico, te quedas mudo de tanto gritar. Pero, para el mexicano los gritos son imprescindibles: Como el histórico Grito de Dolores; el etílico y folclórico del mariachi; el agresivo y ofensivo cien por ciento futbolero. A grito pelado manifestamos nuestros desacuerdos. A gritos y sombrerazos dirimimos nuestros problemas. Ponemos el grito en el cielo cuando estamos en desacuerdo. Pedimos a gritos que nos hagan caso. Y nos hinchamos de emoción con el “mexicanos al grito de guerra” … aunque “en su centro retiemble la tierra” (un centro que por elemental lógica tan sólo debería ser uno). Somos gritones por naturaleza y nos desgañitamos lo mismo cuando perdemos que cuando ganamos. LA PALABRA DE HOY: DESGAÑITARSE El verbo gañir proviene del latín 'gannīere' y se refiriere al gruñido agudo de un perro cuando lo lastiman. De ahí, se forman palabras como engañar, regañar y refunfuñar. Tan singular etimología tiene quizá un remoto antecedente onomatopéyico, la sílaba gutural 'garrīre' que equivale a murmurar. La gente también gruñe; pero, sobre todo, murmura… Ahora bien, el verbo desgañitar tiene siempre una forma pronominal: Me desgañito o desgañitarme; te desgañitas o desgañitaste… Si gañir es emitir sonidos agudos; lo contrario es desgañitar que tiene el prefijo des_ que significa pérdida o inversión de la acción, y el sufijo _itar que indica intensificar o agudizar. Por ello, desgañitarse es enronquecer hasta perder la voz. DE LA PINACOTECA VIRTUAL: 'EL GRITO' ¿Ha visto la pintura llamada El Grito del noruego Edvard Munch? Sí, ¿cuál de ella? ¿La que se localiza en la Galería Nacional de Noruega? O ¿Las dos que están en el Museo Munch en Oslo? O ¿Aquella que pertenece a una colección particular? Las cuatros pinturas gemelas son auténticas y tienen similar valor artístico como monetario. Una fue robada en 1994 de la National Gallery de Oslo y los ladrones tuvieron la puntada de agradecer a través de una nota dejada en lugar del cuatro la escasa vigilancia del museo. Otra fue sustraída del Museo Munch en 2004. Desaparecidas por varios años, al ser recuperadas, provocaron gritos de alegría en todo el mundo. A mí me gusta la icónica imagen porque es un artístico oxímoron: “Un silencioso grito”. El autor es profesor de Redacción Creativa en Cetys Universidad.

Comentarios