No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas La verdad sea dicha

La Verdad Sea Dicha

Por

Las autodefensas y sus complicaciones La detención de cuatro hombres en el ejido Lázaro Cárdenas la semana pasada, generó polémica y desencuentros, entre agentes ministeriales y habitantes, y entre los propios vecinos. De acuerdo al parte policiaco agentes de la Policía Ministerial aseguraron el jueves por la noche a cuatro hombres, implicados, presuntamente, en la muerte de José Acosta Lara y las lesiones de sus dos hermanos, en el ejido Lázaro Cárdenas, en el Valle de Mexicali. A los detenidos Antonio “N” de 29 años, Jaime “N” de 60 años, Salvador “N” de 43 y Andrés “N” de 54, se les cumplimentaron órdenes de aprehensión por los delitos de homicidio calificado y lesiones calificadas. El meollo de este asunto es que los imputados son señalados por participar en los llamados grupos de autodefensa, lo que los habitantes de este ejido lo interpretan como una llamada de atención o intento de escarmiento, en contra de quienes defienden sus propiedades. Sin embargo, vecinos de los detenidos aseguran que los arrestados no tienen nada que ver con el asesinato de esta persona. Incluso en pláticas con algunos de ellos se nos informó que estas personas fueron golpeadas por familiares de una niña violada. La versión de la procuraduría estatal, es que las víctimas señalaron a los imputados como sus agresores y debido a eso se les detuvo. Y aquí viene la pregunta que avientan vecinos del ejido Lázaro Cárdenas, que esta semana está en completa intranquilidad, cómo le pueden creer totalmente a unos delincuentes que sólo llegaron a robar a este ejido. Piden, pues, una investigación profunda porque no consideran justo que personas, que ellos consideran inocentes, paguen por un delito que nunca cometieron. Una vez que se hizo pública la información a través de las redes sociales, no se hicieron esperar las reacciones: en su mayoría defienden a los detenidos, otros piden castigos extendidos para otros llamados autodefensas, algunos más exigen una mejor investigación por parte de los agentes ministeriales. Pero aquí lo cierto es que el otrora poblado tranquilo está siendo rebasado, primero por la gran cantidad de robos de los que son víctimas sus habitantes, gente de bien y trabajadora, según hemos podido constatar. También ha sido rebasada la autoridad, ya que los vecinos hicieron todo lo posible para detener la delincuencia, a través de las denuncias pertinentes, que al final no les dieron resultados ante la nula respuesta a sus preocupaciones. Y ahora los habitantes están siendo rebasados y metidos en una problemática mayúscula, ya que tienen a cuatro de sus vecinos implicados como presuntos homicidas, producto de una golpiza a supuestos ladrones. Nos comparten que uno de los golpeados los quiso extorsionar, ya que les pidió dinero para no implicarlos en la muerte de su hermano. Al no darle dinero, los denunció. Ahora todos están en manos de un juez. Es evidente que las autodefensas volverán a ser uno de los principales temas de conversación, sobre todo, porque de nueva cuenta se salió de control, cuando menos, en el Lázaro Cárdenas. La verdad sea dicha. * La autora es directora del portal MF Noticias Mexicali.

Comentarios