Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Lo curioso /

¿Qué pasaría si llenaran el desierto con paneles solares?

Cada día, el Desierto del Sahara recibe una enorme cantidad de energía solar, pero ¿podrían los paneles solares ser la solución a nuestros problemas energéticos?

Cada día, el Desierto del Sahara recibe una enorme cantidad de energía solar, pero ¿podrían los paneles solares ser la solución a nuestros problemas energéticos?/Foto: Pexels

SONORA.- Cada día, las arenas del Desierto del Sahara alcanzan temperaturas de hasta 80° Celsius. Con una extensión de aproximadamente nueve millones de kilómetros cuadrados, este desierto masivo recibe alrededor de 22 millones de teravatios-hora de energía solar cada año. ¿Podría cubrir el desierto con paneles solares resolver nuestros problemas energéticos de una vez por todas?

La limitación de los paneles solares

Los paneles solares funcionan cuando las partículas de luz golpean su superficie con suficiente energía para desprender electrones de sus enlaces estables, generando electricidad en su viaje de regreso a la estabilidad. Sin embargo, hay un límite en cuánta energía pueden generar. Los paneles solares solo pueden interactuar con ciertas longitudes de onda de la luz, lo que hace imposible convertir más de la mitad de la luz solar que reciben. A pesar de los avances en recubrimientos antirreflectantes y patrones en la superficie de los paneles, que han aumentado la eficiencia de los paneles solares comerciales del 25% al 47%, estos enfrentan desafíos como la absorción de calor en exceso.

Alternativas y desafíos futuros

Aunque los paneles solares han sido una opción popular, especialmente en países como India, China y Estados Unidos, los enormes proyectos solares en el desierto pueden crear desafíos adicionales. Las plantas solares masivas pueden generar cantidades significativas de calor, lo que afecta su eficiencia y puede provocar cambios climáticos a gran escala en la región del desierto. Afortunadamente, no son la única opción; algunos de los proyectos solares más grandes del mundo están optando por un enfoque diferente: espejos gigantes.

La alternativa de los espejos gigantes

Plantas de energía como la Noor Power Plant en Marruecos están explorando la energía solar concentrada mediante espejos gigantes. Estos reflejan la luz del sol hacia un receptor, que convierte esa energía en calor y luego en electricidad. Aunque este enfoque aún genera calor excesivo para la vida silvestre local, tiene menos potencial para transformar el paisaje del desierto. Además, algunos de estos sistemas pueden continuar produciendo electricidad después del atardecer debido al calor residual acumulado en los materiales.

Retos en la implementación a gran escala

A pesar de los avances tecnológicos, llevar la electricidad producida por estas plantas solares más allá de las redes locales sigue siendo un desafío. Algunos países están trabajando en conectar las redes eléctricas a nivel global, y muchas plantas almacenan energía en baterías masivas o la convierten en gas limpio para su uso posterior. Sin embargo, estas técnicas aún son costosas e ineficientes. Además, la minería destructiva y las cadenas de suministro globales que emiten carbono son problemas compartidos tanto por las energías renovables industriales como por los combustibles fósiles.

También podría interesarte: ¿Qué son esas cosas flotantes que algunas veces ves en tus ojos?

El futuro de la energía solar

A pesar de los desafíos, la energía solar puede adaptarse a diversas escalas, desde instalaciones industriales hasta proyectos más pequeños que abastecen edificaciones individuales y comunidades rurales. Estos proyectos pueden complementar el uso de energía o proporcionar una fuente pasiva de energía para regiones fuera de la red eléctrica. Gracias a su simplicidad y flexibilidad, los paneles solares son rápidos de instalar y relativamente fáciles de actualizar, lo que ha contribuido a su creciente popularidad y a su caída de precios en la última década. Si queremos seguir el ritmo del aumento del consumo energético humano, necesitaremos soluciones tanto grandes como pequeñas.