Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Lo curioso / Curiosidades

Este es el origen del vestido blanco de novia; y no, no está relacionado ni con la pureza ni la castidad

Esta fue la razón por la que los vestidos blancos se popularizaron bastante en las bodas hasta convertirse en una tradición.

Este es el origen del vestido blanco de novia; y no, no está relacionado ni con la pureza ni la castidad

MÉXICO.- El origen del vestido blanco de la novia, una tradición arraigada en las bodas occidentales, se remonta al siglo XIX y tiene una historia fascinante. Contrario a la creencia popular de que el blanco simboliza la pureza y la virginidad de la mujer, esta costumbre tiene sus raíces en un acto de rebeldía y amor.

En 1840, la reina Victoria de Inglaterra desafió las normas establecidas al elegir un vestido blanco para su boda con el príncipe Alberto de Sajonia-Coburgo-Gotha. En una época en la que las novias solían optar por colores oscuros y llamativos, especialmente las de la nobleza, la elección de la reina Victoria fue revolucionaria.

fue la primera monarca británica en residir en el Palacio de Buckingham. Aunque la construcción del palacio comenzó durante el reinado de Jorge IV, Victoria fue la primera en habitarlo, trasladándose allí en 1837, el mismo año en que ascendió al trono. Desde entonces, el Palacio de Buckingham se ha convertido en la residencia oficial de los monarcas británicos.

El vestido blanco de la reina Victoria no solo fue una expresión de su amor, sino también un acto de rebeldía contra las normas de la realeza, que dictaban el uso de telas lujosas y adornos ostentosos. Su elección sorprendió al mundo y desencadenó una tendencia que se extendió por toda Europa y América.

También te puede interesar: Esta es la historia de Electra, personaje griego que le dio nombre al término “complejo de Electra”

El cristianismo y el significado de pureza.

Aunque el blanco se asoció inicialmente con la elegancia y la distinción, no fue hasta el siglo XX cuando se relacionó con la pureza y la castidad, influenciado por la Iglesia Católica y el cine de Hollywood.

Otra moda asociada con la Reina Victoria es el uso de joyas con un significado sentimental. La Reina Victoria popularizó el uso de joyas que tenían un significado especial, como piezas que conmemoraban eventos importantes o que tenían un valor sentimental por ser regalos de su esposo o de sus hijos.

Desde entonces, el vestido blanco se ha mantenido como una de las costumbres más populares en las bodas, aunque muchas novias optan por colores o diseños que reflejen su personalidad y estilo.

En esta nota