Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Estilos / Síndrome de Arnold Chiari

Síndrome de Arnold-Chiari ¿Qué es y cómo tratarlo?

Las personas con síndrome de Arnold Chiari deben reducir la presión sobre el cerebro y la médula espinal al dormir.

Tijuana BC.- Cada 28 de septiembre se conmemora a una rara enfermedad que afecta al sistema nervioso central.

El Día Internacional del Síndrome Arnold Chiari tiene el objetivo de apoyar a los pacientes que padecen dicha afección, así como concientizar a la población sobre esta patología poco común.

El síndrome de Arnold-Chiari, también conocido como malformación de Arnold-Chiari, es una trastorno que afecta al cerebro y la médula espinal y se caracteriza por una deformidad en la parte inferior del cerebro que puede conllevar a una serie de síntomas y problemas de salud.

Tipos de malformación de Arnold-Chiari

Si bien, existen al menos dos tipos diferentes del síndrome de Arnold Chiari que se clasifican como tipo l y tipo ll, siendo el segundo el más común.

Tipo l: Refiere a que el cerebelo se extiende hacia la abertura en la base del cráneo.

Tipo II: Se presenta en bebés con espina bífica, y en este caso el tejido del cerebro y la médula espinal se protruyen hacia el canal espinal.

Los síntomas

Los síntomas del síndrome de Arnold Chiari varían dependiendo el tipo de la afección, la gravedad y el paciente, aunque los enlistados a continuación son los más generales.

Diagnóstico y tratamiento

El diagnostico para el síndrome de Arnold Chiari se realiza por medio de estudios de imágenes, resonancias magnéticas o tomografías computarizadas que puedan mostrar la malformación cerebral.

En cuanto al tratamiento para el síndrome de Arnold Chiari, se basa en aliviar los síntomas, además de prevenir complicaciones que puedan surgir.

Normalmente requiere de cirugía para aliviar la compresión del cerebro y así crear más espacio en la zona del foramen magno, además de restaurar el flujo normal del LCR.

Las causas

Las causas del síndrome de Arnold Chiari no se saben con certeza, aunque se cree que la enfermedad es de origen congénito, es decir; que está presente desde el nacimiento y se cree que hay distintos factores que influyen en el desarrollo del síndrome.

Las malformaciones congénitas son la causa principal que se relacional desarrollo anormal del cerebelo durante el periodo fetal, lo que podría deberse a factores genéticos, aunque no haya enfermedad en el historial familiar.

La insuficiencia de espacio en el cráneo en algunas personas puede dar lugar a espacio limitado para el cerebro y la médula espina, lo que contribuye a que el cerebelo se desplacer hacia la abertura en la base del cráneo.

En algunos casos las lesiones en la cabeza o traumatismos pueden precipitar o empeorar los síntomas del síndrome de Arnold Chiari, aunque en estos casos es menos común y normalmente se asocian con formas adquiridas en vez de congénitas.

También se ha planteado la posibilidad de que algunas infecciones o factores ambientales durante el embarazo puedan aumentar el riesgo de malformaciones cerebrales, entre las que se incluye la afección en cuestión.

Es necesario señalar que el síndrome de Arnold Chiari no es una enfermedad que se adquiere, sino que se presenta desde el nacimiento o el desarrollo fetal.

Si se sospecha o se diagnostica esta enfermedad se deben realizar estudios médicos y ver de qué manera procede el tratamiento según el estado de la afección lo exija.

En esta nota