Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Estilos / Ajo

Los beneficios de comer ajo en ayunas: ¿Qué sucede si lo haces todos los días?

El ajo, ha sido utilizado a lo largo de la historia por sus numerosas propiedades beneficiosas para la salud

Consumir ajo en ayunas ayuda a combatir el estreñimiento y mejorar el funcionamiento del metabolismo | Foto: pexels

CIUDAD DE MÉXICO.- El ajo, un ingrediente apreciado tanto en la cocina como en la medicina tradicional, ha sido utilizado a lo largo de la historia por sus numerosas propiedades beneficiosas para la salud. Ha sido empleado en remedios caseros desde tiempos antiguos para aliviar diversos malestares corporales.

Además de su uso culinario, el ajo se encuentra presente en diversos productos destinados al cuidado de la piel, como tratamientos para la sarna, roña y picaduras de insectos, así como en productos cosméticos como esmaltes de uñas y jabones.

Para aprovechar al máximo sus beneficios, se sugiere consumir un diente de ajo crudo antes del desayuno | Foto: pexels

Según la Biblioteca Digital de la Medicina Tradicional Mexicana, la forma más eficaz de aprovechar sus beneficios es consumiéndolo en su estado natural, preferiblemente en ayunas. Este bulbo es una fuente natural de vitamina C, B6 y manganeso, y ha demostrado poseer propiedades antibióticas, antisépticas y antimicóticas, lo que ayuda a eliminar bacterias, hongos y parásitos del organismo.

Te puede interesar: Descubre esta receta sencilla de caldo de ajo para combatir el resfriado

¿Por qué es recomendable comer ajo en ayunas?

Consumir ajo en ayunas no solo es recomendable por su valor nutritivo, sino también porque ayuda a combatir el estreñimiento y mejorar el funcionamiento del metabolismo. A largo plazo, el consumo regular de ajo puede disminuir los síntomas del reumatismo, prevenir dolores de espalda, reducir los signos de anemia, el mal de orín y las varices, así como mejorar el insomnio y tranquilizar el sistema nervioso central.

Para aprovechar al máximo sus beneficios, se sugiere consumir un diente de ajo crudo antes del desayuno, pudiendo mezclarse con otros alimentos como limón, miel o aceite de oliva para suavizar su sabor penetrante.

En esta nota