Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Estilos / Ajo

Los beneficios que no sabías que puedes tener por comer ajo

Propiedades antimicrobianas: El ajo contiene alicina, un compuesto que tiene propiedades antimicrobianas y puede ayudar a combatir infecciones bacterianas y fúngicas.

El ajo es conocido por tener varios beneficios para la salud, pero también puede tener algunos efectos secundarios o no ser adecuado para ciertas personas.

Aquí hay una lista de beneficios y no beneficios del ajo para la salud:

Beneficios del ajo para la salud:

Propiedades antimicrobianas: El ajo contiene alicina, un compuesto que tiene propiedades antimicrobianas y puede ayudar a combatir infecciones bacterianas y fúngicas.

Mejora del sistema inmunológico: El ajo puede fortalecer el sistema inmunológico y ayudar a prevenir resfriados y otras infecciones.

Salud cardiovascular: Se ha demostrado que el ajo puede ayudar a reducir la presión arterial, los niveles de colesterol y triglicéridos, lo que reduce el riesgo de enfermedades cardíacas.

El Imparcial: imagen de artículo

Propiedades antiinflamatorias: El ajo puede ayudar a reducir la inflamación en el cuerpo, lo que es beneficioso para varias condiciones de salud.

Propiedades antioxidantes: El ajo es rico en antioxidantes, que ayudan a proteger las células del daño oxidativo y pueden reducir el riesgo de enfermedades crónicas.

Ayuda en la digestión: El ajo puede estimular la producción de enzimas digestivas y mejorar la salud gastrointestinal.

Propiedades anticancerígenas: Algunos estudios sugieren que el ajo puede tener un papel en la prevención de ciertos tipos de cáncer.

Regulación del azúcar en sangre: Se ha observado que el ajo puede ayudar a controlar los niveles de azúcar en sangre en personas con diabetes.

No beneficios o efectos secundarios del ajo para la salud:

Mal aliento: El consumo de ajo puede causar mal aliento persistente, lo que puede ser desagradable para algunas personas.

Problemas gastrointestinales: Algunas personas pueden experimentar malestar estomacal, acidez estomacal o incluso diarrea después de consumir ajo.

Interacciones medicamentosas: El ajo puede interactuar con ciertos medicamentos, como anticoagulantes, y afectar su efectividad.

El Imparcial: imagen de artículo

Alergias: Algunas personas pueden ser alérgicas al ajo y experimentar síntomas como erupciones cutáneas, picazón o hinchazón.

No recomendado antes de cirugía: Debido a sus propiedades anticoagulantes, se recomienda evitar el ajo antes de someterse a una cirugía, ya que podría aumentar el riesgo de sangrado.

Irritación gastrointestinal: El ajo crudo puede causar irritación en el estómago y el esófago en algunas personas.

En general, el ajo es considerado beneficioso para la salud cuando se consume con moderación y como parte de una dieta equilibrada.

Sin embargo, si tienes preocupaciones o afecciones médicas específicas, es importante consultar a un profesional de la salud antes de incorporar grandes cantidades de ajo en tu dieta o tomar suplementos de ajo.

En esta nota