Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Estilos / Ajo

Descubre esta receta sencilla de caldo de ajo para combatir el resfriado

Este caldo de ajo no solo es reconfortante, sino que también puede ayudar a aliviar la congestión y proporcionar alivio durante el resfriado.

El caldo de ajo es una opción popular para aliviar los síntomas del resfriado debido a las propiedades antibacterianas y antiinflamatorias del ajo.

Aquí tienes una receta sencilla para preparar caldo de ajo:

Ingredientes:

Instrucciones:

En una olla grande, calienta el aceite de oliva a fuego medio. Agrega los dientes de ajo picados y saltea durante 1-2 minutos hasta que estén fragantes.

Añade la cebolla, la zanahoria y el apio a la olla. Cocina, revolviendo ocasionalmente, hasta que las verduras estén tiernas.

El Imparcial: imagen de artículo

Vierte el caldo de pollo o vegetal en la olla. Si decides usar tomillo y laurel, agrégales también. Lleva la mezcla a ebullición y luego reduce el fuego a bajo. Deja que hierva a fuego lento durante 15-20 minutos para que los sabores se mezclen.

Sazona con sal y pimienta al gusto. Si lo prefieres, exprime el jugo de medio limón en la sopa para darle un toque cítrico.

Retira la ramita de tomillo y la hoja de laurel antes de servir.

Este caldo de ajo no solo es reconfortante, sino que también puede ayudar a aliviar la congestión y proporcionar alivio durante el resfriado.

Beneficios del ajo para la salud

El ajo (Allium sativum) ha sido utilizado durante siglos con fines medicinales y culinarios.

Propiedades antibacterianas y antivirales: El ajo contiene compuestos como la alicina, que tienen propiedades antibacterianas y antivirales. Puede ayudar a combatir infecciones y fortalecer el sistema inmunológico.

Reducción de la presión arterial: Algunos estudios sugieren que el ajo puede tener un efecto hipotensor, ayudando a reducir la presión arterial. Esto puede ser beneficioso para la salud cardiovascular.

Mejora del perfil lipídico: El ajo puede ayudar a reducir los niveles de colesterol total y aumentar el colesterol HDL (lipoproteína de alta densidad), lo que es beneficioso para la salud cardiovascular.

Propiedades antioxidantes: Los antioxidantes presentes en el ajo pueden ayudar a combatir el estrés oxidativo en el cuerpo, lo que contribuye a la prevención de enfermedades crónicas y al envejecimiento prematuro.

Propiedades antiinflamatorias: Se ha sugerido que el ajo puede tener propiedades antiinflamatorias, lo que puede ser beneficioso para diversas condiciones inflamatorias en el cuerpo.

Apoyo a la salud del sistema inmunológico: El ajo puede ayudar a fortalecer el sistema inmunológico, lo que puede hacer que el cuerpo sea más resistente a infecciones y enfermedades.

Propiedades anticancerígenas: Algunos estudios han sugerido que ciertos compuestos presentes en el ajo pueden tener propiedades anticancerígenas y ayudar en la prevención de ciertos tipos de cáncer.

El Imparcial: imagen de artículo

Mejora de la salud ósea: El ajo contiene minerales como el manganeso y el fósforo, que son importantes para la salud ósea.

Propiedades antifúngicas: El ajo puede tener propiedades antifúngicas, lo que puede ser beneficioso para combatir infecciones por hongos.

Apoyo a la salud digestiva: El ajo puede ayudar a mantener un equilibrio saludable de bacterias en el intestino, lo que es beneficioso para la salud digestiva.

Es importante tener en cuenta que aunque el ajo puede ofrecer numerosos beneficios para la salud, se debe consumir como parte de una dieta equilibrada y no como un sustituto de un estilo de vida saludable en general.

Además, se recomienda consultar con un profesional de la salud antes de realizar cambios significativos en la dieta, especialmente si hay preocupaciones médicas preexistentes.

En esta nota