Edición México
Suscríbete
Ed. México

El Imparcial / Estilos / ciencia

La pérdida de un hermano podría aumentar el riesgo de enfermedades cardiovasculares, según estudio

Un estudio reveló que aquellos que perdieron a un hermano, aumentaron un 17% en el riesgo general de enfermedad cardiovascular, revelando mayor riesgo entre quienes perdieron a un gemelo o a un hermano menor.

HONG KONG.- Un nuevo estudio realizado por investigadores de la Universidad Fudan en Shanghai, China, y la Universidad China de Hong Kong arrojó luz sobre el vínculo entre la pérdida de un hermano durante la niñez o la edad adulta temprana y un mayor riesgo de desarrollar enfermedades cardíacas a una edad temprana.

Más de dos millones de personas en Dinamarca, nacidas entre 1978 y 2018, fueron evaluadas en este análisis y, según los resultados publicados en JAMA Network Open, aquellos que perdieron a un hermano experimentaron un aumento del 17% en el riesgo general de enfermedad cardiovascular.

Además, el estudio reveló que este riesgo era mayor entre aquellos que perdieron a un gemelo o a un hermano menor, en comparación con un hermano mayor, destaca el NY Post en su publicación sobre el estudio.

Reacciones y reflexiones de los expertos

David Schonfeld, director del Centro Nacional para Crisis y Duelo Escolar del Hospital Infantil de Los Ángeles, destacó la importancia de prestar atención y apoyo adicionales a los hermanos en duelo.

Por su parte, el cardiólogo Jonathan Kahan, del Delray Medical Center en Florida, señaló que el trauma por la pérdida de un ser querido puede tener efectos a largo plazo, incluyendo estrés crónico y culpa del superviviente, que están directamente relacionados con enfermedades cardiovasculares

Además de examinar antecedentes familiares, el impacto de la pérdida y el duelo deberían ser considerados, según Kahan.

Efectos a largo plazo y necesidad de atención continua

Kahan mencionó la miocardiopatía de Takotsubo, conocida como “síndrome del corazón roto”, que puede ocurrir después de la muerte de un ser querido.

Animó a los profesionales de la salud a prestar atención tanto a la fase aguda como a la crónica de la pérdida y destacó la importancia de buscar ayuda después de un evento traumático, ya sea emocional, físico o social.

Te puede interesar: Los hipocondríacos podrían morir antes según un nuevo estudio

En esta nota