No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Dinero

Una botella de agua está más cara que el petróleo

Pemex exportó este lunes el barril de petróleo nacional en 10.37 dólares, el menor precio  en los últimos 21 años.

Avatar del

Por El Universal

Hoy vale una cuarta parte de su equivalente en agua embotellada y 22 veces menos que la cerveza. (Agencia Reforma)

Hoy vale una cuarta parte de su equivalente en agua embotellada y 22 veces menos que la cerveza.  | Agencia Reforma

CIUDAD DE MÉXICO.- Ante el colapso de la demanda y la oferta masiva de petróleo, cada vez está costando más sacar crudo en México que venderlo.


Hoy vale una cuarta parte de su equivalente en agua embotellada y 22 veces menos que la cerveza. 


Pemex exportó este lunes el barril de petróleo nacional en 10.37 dólares, el menor precio  en los últimos 21 años, desde el 11 de marzo de 1999.


Esto significa un desplome de 20.3% o 2.6 dólares con respecto al viernes pasado, lo que complica aún más el panorama financiero de la  empresa petrolera, cuya nota crediticia fue degradada por Standard & Poor's (S&P) el jueves pasado.


El petróleo nacional arrastra un desplome de 82.5% o 49 unidades con  respecto a su cotización máxima alcanzada en 2020.


En el año, el precio promedio del barril es de 40.9 dólares, por debajo de los 49 que el gobierno federal garantizó para el presupuesto de 2020, mediante la contratación de un programa de coberturas petroleras que costaron 20 mil millones de pesos.


En CitiBanamex estiman que el precio promedio del crudo nacional será de 22 dólares este año, lo que de confirmarse, significará que el gobierno cobrará el seguro petrolero por primera vez desde 2016.


En la actualidad, el litro de petróleo nacional alcanza para comprar 250 mililitros de agua purificada o apenas 43 mililitros de cerveza, de acuerdo con un ejercicio realizado por  EL UNIVERSAL.


Para Edward Moya, estratega senior de Mercado de Oanda en Nueva York, las preocupaciones por el exceso de oferta de crudo son elevadas a medida que los tanques en el mundo alcanzan su capacidad.


El especialista anticipa que la desaceleración en la refinación de petróleo se va a incrementar mientras el bloqueo internacional se intensifique debido a  la propagación del coronavirus (Covid-19).


Desde la perspectiva de Moya, la demanda del hidrocarburo se verá limitada durante unos meses después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, extendió hasta el 30 de abril las recomendaciones sobre distanciamiento social, lo que alude a una recuperación más lenta de la mayor economía del mundo.


Derrumbe global. Las cotizaciones internacionales del hidrocarburo se derrumbaron este lunes. 


En particular, el barril extraído de Texas, conocido como WTI y referencia principal para la mezcla mexicana, finalizó en 20.09 dólares, aunque llegó a cotizarse en menos de 20 unidades durante el día.


En tanto, el crudo del Mar del Norte, referencia en Europa y conocido como Brent, se hundió 8.7% o 2.17 unidades, y terminó en 22.76 dólares por barril, el menor registro desde noviembre de 2002.


Dólar no da tregua.   Luego de llegar a venderse en 24.74 pesos por la mañana, el dólar terminó ayer cotizándose en 24.18 pesos en ventanillas de CitiBanamex, 34 centavos más caro que el viernes.


La moneda mexicana recuperó parte de las pérdidas del lunes gracias al anuncio de las subastas de crédito en dólares por parte del Banco de México (Banxico), mediante el uso de la línea "swap" con la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos.


La primera subasta se llevará a cabo mañana, por un monto de hasta 5 mil millones de dólares y tendrá un plazo de vencimiento de 84 días, con el objetivo de apoyar la provisión de liquidez en dólares en el mercado interbancario nacional.


La Bolsa Mexicana de Valores (BMV) cerró este lunes con una ganancia de 1.2% frente al viernes, mientras que sus similares en Estados Unidos subieron más de 3%.


El mercado accionario fue impulsado por compras de oportunidad y por la importante serie de anuncios, tanto en el frente fiscal como en el monetario, para mitigar el impacto del coronavirus (Covid-19).


 

En esta nota

Comentarios