Tendencias
Cintilla de tendencias

Autopsia Debanhi Escobar

Asesinan gerente de maquila

Yrma Lydya

Refinería Olmeca

Alemania analiza nacionalización de las empresas energéticas, por depender del gas ruso

El mes pasado, Berlín aprobó un cambio legal que le permite tomar el control de las empresas energéticas como último recurso.

Avatar del

Por Reuters

FOTO DE ARCHIVO: Tuberías iluminadas en el punto de descarga del gasoducto Nord Stream 2 procedente de Rusia en Lubmin, Alemania, el 7 de marzo de 2022. Foto tomada desde un drom. Imagen tomada con una velocidad de obturación lenta. REUTERS/Hannibal Hanschke

FOTO DE ARCHIVO: Tuberías iluminadas en el punto de descarga del gasoducto Nord Stream 2 procedente de Rusia en Lubmin, Alemania, el 7 de marzo de 2022. Foto tomada desde un drom. Imagen tomada con una velocidad de obturación lenta. REUTERS/Hannibal Hanschke

BERLÍN.-Las autoridades alemanas se están preparando discretamente para cualquier interrupción repentina del suministro de gas ruso con un paquete de medidas de emergencia que podría incluir la toma de control de empresas esenciales, según dijeron a Reuters tres personas familiarizadas con el asunto.

Los preparativos dirigidos por el Ministerio de Economía alemán muestran el elevado estado de alerta sobre el suministro del gas que alimenta la mayor economía de Europa, fundamental para la producción de acero, plásticos y automóviles.

El gas ruso representó el 55% de las importaciones de Alemania el año pasado y Berlín ha recibido presiones para que ponga fin a una relación comercial que, según los críticos, está ayudando a financiar la guerra de Rusia en Ucrania.

Alemania ha dicho que quiere desprenderse de los suministros rusos, pero espera seguir dependiendo en gran medida de Moscú para el gas hasta mediados de 2024.

Te puede interesar: Qué resultados tuvo la nacionalización del litio en Bolivia (y por qué AMLO pidió su asesoría para hacerlo en México)

No está claro si se producirá una interrupción brusca. Las autoridades dijeron que Alemania quiere evitar una escalada de la situación, por ejemplo mediante el apoyo a un embargo de gas de la Unión Europea, habiendo apoyado ya las sanciones contra Moscú sobre el carbón y el petróleo.

Pero las autoridades alemanas temen ahora que Rusia pueda cortar los flujos de gas unilateralmente y quieren ser capaces de hacer frente a esta situación.

Aunque se ha establecido un marco general y el Gobierno alemán está decidido a ayudar, los detalles de cómo se pondrá en marcha el plan están siendo discutidos en la actualidad, dijeron las fuentes.

El Gobierno alemán respaldaría la concesión de más préstamos y garantías para apuntalar a las empresas del sector energético, ayudándolas a hacer frente a la subida de los precios, y podría tomar bajo su tutela a empresas esenciales, como las refinerías, dijeron las tres fuentes.

Preguntado por las medidas, el Ministerio de Economía alemán remitió a las declaraciones de su titular, el vicecanciller Robert Habeck, en el sentido de que el país ha hecho "intensos esfuerzos" en las últimas semanas para reducir su uso de energía rusa.

Te puede interesar: Alemania respalda posible nacionalización de empresas energéticas; en México PRI, PAN, PRD y MC votaron en contra de la iniciativa similar de AMLO

El mes pasado, Berlín aprobó un cambio legal que le permite tomar el control de las empresas energéticas como último recurso.

Ahora está discutiendo cómo podría utilizar la medida en la práctica, como por ejemplo tomando el control de la refinería PCK operada por la rusa Rosneft en Schwedt, cerca de Polonia, dijeron dos de las fuentes. Esta refinería representa la mayor parte de las importaciones de petróleo ruso que le quedan a Alemania y podría verse afectada por un embargo al petróleo por parte de la Unión Europea.

Rosneft declinó hacer comentarios sobre cualquier posible acción alemana.

¿Nacionalizará Alemania la energía?

Una de las fuentes dijo que la nacionalización de las empresas energéticas es una opción que se está considerando, pero que tendría que sopesarse cuidadosamente y justificarse con el fin de asegurar el suministro de energía y no para castigar a Rusia.

Alemania también podría tomar participaciones en otras empresas, dijeron dos personas familiarizadas con el asunto. En 2018, hizo un movimiento similar cuando el banco estatal de desarrollo KfW compró el 20% del operador de redes de energía 50Hertz para rechazar una oferta de la empresa china State Grid.

El paquete final de emergencia del Gobierno alemán aún no se ha concretado. Una de las personas advirtió que la toma de participaciones minoritarias en empresas y la intervención en la refinería de Schwedt siguen siendo objeto de debate, pero no se han decidido.

Las autoridades alemanas también están examinando cómo el KfW puede aliviar la presión sobre empresas esenciales apoyándolas con más préstamos, o líneas de crédito de emergencia que podrían utilizar si los precios de la energía se disparan y provocan costosas 'margin calls' -peticiones de más garantías para la operativa de riesgo- en sus posiciones de mercado.

A principios de este año, el KfW ayudó a la empresa energética alemana Uniper , a VNG, la división de gas de EnBW , y al operador de centrales eléctricas de carbón Leag a hacer frente a la volatilidad de los mercados energéticos.

KfW no quiso hacer comentarios sobre a qué empresas ha ayudado.

Te puede interesar: Emmanuel Macron, presidente de Francia anuncia futuro plan para nacionalizar la industria eléctrica; en México PRI, PAN, PRD y MC votan en contra de nacionalización y a favor de los privados

Alemania también está estudiando cómo racionar el gas en caso de emergencia. Su organismo regulador está estudiando la posibilidad de dar prioridad a la industria sobre los hogares, lo que supondría una inversión de la política actual, según la cual las empresas serían las primeras en quedarse sin suministro.

Los debates se desarrollan en el marco de la guerra en Ucrania y de un enfrentamiento cada vez más intenso entre Moscú y Bruselas, que ha apoyado duras sanciones para aislar a Rusia.

El presidente ruso, Vladimir Putin, dijo el lunes en un desfile de sus fuerzas armadas que están luchando por su país, pero no ofreció ninguna pista sobre la duración de su invasión de Ucrania, que el Kremlin califica de "operación militar especial".

Espiral económica

La empresa estatal rusa Gazprom interrumpió el mes pasado las exportaciones de gas a Polonia y Bulgaria después de que éstas se negaran a pagar en rublos, pero el Kremlin ha rechazado las acusaciones de la Comisión Europea de que Moscú estaba utilizando el suministro de gas natural como chantaje.

El Kremlin y Gazprom han dicho en repetidas ocasiones que Rusia es un proveedor de energía fiable

Ni el Kremlin ni Gazprom respondieron inmediatamente a una solicitud de comentarios sobre la fiabilidad del suministro.

Después de respaldar con dudas las sanciones sobre el carbón y el petróleo, Berlín también quiere trazar ahora una línea con el gas, dijeron cuatro fuentes.

Al Gobierno alemán le preocupa que al frenar también el gas los precios se disparen, lo que permitiría a Moscú sacar provecho de las ventas fuera de la UE y, por tanto, seguiría sin agotar sus arcas de guerra.

Las fuentes dijeron que Alemania está llegando al límite de las sanciones que puede imponer sin desencadenar una espiral económica, y que incluso los miembros de la coalición gobernante que apoyan incondicionalmente la penalización de Moscú se muestran reacios a imponer sanciones al gas.

Berlín también se ha dejado influir por los líderes de la industria alemana, incluidos los jefes de sus mayores empresas cotizadas y los representantes de las empresas vinculadas a Rusia, que se han reunido periódicamente y han presionado a las autoridades para que no prohíban el gas, dijo una fuente con conocimiento del asunto.

Los directivos de las empresas han comunicado a Berlín que se están preparando para reducir sus vínculos energéticos con Rusia en cualquier caso, pero han pedido al Gobierno alemán que no les obligue a hacerlo inmediatamente, dijo una segunda persona familiarizada con esas conversaciones.

En esta nota

Comentarios