No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Columnas

Nomás no abuse

Lo importante de la actitud y el enfoque que le das a las cosas está científicamente comprobado. Esto no significa que la medicina, o el ejercicio, o una adecuada nutrición no sea importante.

Por Octavio Ballesteros

"Sólo hay dos días del año que no se puede hacer nada: Ayer y mañana", Dalai Lama.

En Italia hay un doctor de apellido Benedetti que hizo una investigación con pacientes que tenían cirugía torácica para intervenir el corazón. Cuando después de la operación pasa el efecto de la anestesia viene un dolor muy grande, que generalmente se resuelve con dosis de morfina.

Lo que hizo Benedetti es aplicar a unos pacientes la morfina por medio de un doctor que estaba a un lado del paciente explicándole el proceso de la aplicación de la morfina. A otro grupo de pacientes les aplicó la morfina sin darles ninguna explicación al respecto.

Los que tuvieron al doctor a su lado se les redujo mucho más el dolor que al segundo grupo. El estar conscientes de la aplicación del calmante es mucho más efectivo en el tratamiento.

Las recamareras

Váyanos ahora a Estados Unidos, y al ramo de personas encargadas de la limpieza de cuartos de hoteles. Se juntó un grupo de 84 de ellas que trabajaban en siete diferentes hoteles de diversas ciudades. Se le comentó que su trabajo era un gran modo de hacer ejercicio. Ellas confiesan que lo ven como chamba.

Les hacen pruebas de laboratorio, las pesan, y le miden grado de satisfacción en el trabajo. Hacen dos grupos, a uno de ellos le dan una presentación de 20 minutos sobre los beneficios de su trabajo en el organismo, al otro grupo no le dicen nada.

Después de cuatro semanas vuelven a revisar a las recamareras. A las que no se les dio la charla no tuvieron ningún cambio, las que sí la recibieron bajaron de peso, mejoraron sus números de laboratorio, y además manifestaron estar más contentas en la chamba. Todo por una platica de 20 minutos.

Las malteadas

En Harvard juntaron a un grupo de estudiantes y les hicieron un ofrecimiento, obsequiarles una malteada y darles 75 dólares. El compromiso era que se tenían que conectar a un aparato para medir la grelina, la hormona gástrica que regula el hambre. Cuando sube su nivel aumenta el hambre, y cuando uno come se reduce.

La primera malteada era totalmente libre de azúcar, y cero grasa, totalmente de dieta. La grelina se redujo, pero no mucho. La siguiente semana les volvieron a dar otra malteada, pero con azúcar, grasa, y más de 500 calorías. Cuando la tomaron la grelina se redujo drásticamente.

El truco consistió en lo siguiente: En ambos casos el tipo de malteada fue la misma, no hubo cambio alguno.

Conclusión

Podemos observar tres casos diferentes, uno de medicina, otro de ejercicio, y otro de nutrición. En los tres la mentalidad de los individuos influyó de una manera decisiva en los resultados de lo que se investigaba.

La frase de que lo importante es la actitud y el enfoque que le das a las cosas está científicamente comprobada. Esto no significa que la medicina, o el ejercicio, o una adecuada nutrición no sea importante, sino más bien lo necesario que es tener un estado mental positivo y proactivo.

Por ejemplo estimado lector, una dificultad, ¿es un problema o es un reto?... No es lo mismo ¿puedo con esto? A preguntar ¿cómo puedo con esto?

Con el guiño de un ojo podemos cambiar nuestra mentalidad, y por lo tanto lo que nos afecta; y si una vez tomamos una malteada calórica no pasa nada... Nomás no abuse. ¡Feliz domingo!

Twitter: @octavioballes

Facebook: Asesores Ballesteros

Correo electrónico: octavio@ballesterosyasociados.com.mx.

Comentarios