Tendencias
Cintilla de tendencias

Mauricio Tabe

Feminicidio

Caso Ayotzinapa

Andrés García

Más de 7.5 millones de personas a la informalidad en lo que va del Gobierno de AMLO

El 1 de diciembre de 2018, al tomar posesión de su cargo, el presidente Andrés Manuel López Obrador le hizo 45 promesas al pueblo.

Por Eduardo Ruiz-Healy

Desde siempre, la economía nacional ha sido incapaz de generar los empleos formales que requieren millones de mexicanos.

Hasta ahora, ningún Presidente de la República ha sido capaz de generar las condiciones que permitan que las empresas micro, pequeñas, medianas y grandes le den trabajo a las aproximadamente 1.5 millones de personas que cada año se incorporan a la fuerza laboral.

El 1 de diciembre de 2018, al tomar posesión de su cargo, el presidente Andrés Manuel López Obrador le hizo 45 promesas al pueblo. La número 27 fue: “Tres millones de jóvenes serán contratados para trabajar como aprendices en talleres, empresas y comercios”.

A casi cuatro años de distancia, esa promesa no será cumplida ya que, de acuerdo con el sitio jovenesconstruyendoelfuturo.stps.gob.mx, hasta ahora sólo han sido contratados 229 mil 557 jóvenes (137 mil 050 mujeres y 92 mil 502 hombres). Faltándole dos años y 15 días a este Gobierno, es poco probable que se incorporen 2 millones 770 mil 443 jóvenes adicionales al programa, que pasará a la historia como uno más de tantos proyectos fallidos que han impulsado los presidentes de México.

El fracaso de Jóvenes Construyendo el Futuro refleja el fracaso del Gobierno de la 4T para promover la generación de muchos más empleos formales.

El periódico El Economista reportó, el 12 de enero de 2020, que en 2019, el primer año de Gobierno de AMLO, “las altas laborales ante el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) cayeron 48.2%, a 342 mil 077 plazas, con lo que el 2019 se convirtió el año más débil en generación de empleo desde el 2009, cuando se perdieron 171 mil 713 empleos. En cifras redondas, en 2019 se generaron casi 319 mil empleos menos que los creados en 2018 y casi 460 mil menos que los observados en 2017, el mejor año para el empleo formal del sexenio del ex presidente Enrique Peña Nieto”.

En 2020 llegó la pandemia de Covid-19 que golpeó terriblemente al mercado laboral. Entre marzo y julio de ese año se perdieron 1.2 millones de empleos formales. Luego, entre agosto y noviembre, se recuperaron 555 mil empleos y en diciembre se perdieron otros 280 mil. En suma, de acuerdo con cifras del IMSS, ese año se perdieron 647 mil 710 empleos. Para nada se cumplió otra promesa de AMLO, hecha el 5 de abril de ese año, cuando dijo: “Vamos a crear en nueve meses 2 millones de nuevos empleos”.

En 2021, se generaron 846 mil 414 empleos formales, cifra importante, pero insuficiente para recuperar el número de los que un año antes se perdieron.

En 2022, de acuerdo con estimaciones de la firma de servicios administrativos y de talento Manpower, se crearán unos 635 mil empleos, 71 mil más de los 564 mil de los que había calculado el Banco de México.

Sin embargo, serán 211 mil 416 menos de los que se crearon el año pasado.

Si cada año debieran crearse 1.5 millones de empleos formales, los números anteriores nos permiten deducir que 4 millones 805 mil 633 personas quedaron fuera del sector formal desde enero de 2019 hasta fin de 2022, además de los 2 millones 770 mil 443 jóvenes que no han sido atendidos por Jóvenes Construyendoel Futuro. En total, el número de mexicanos que laboran en el sector informal ha aumentado en 7 millones 576 mil 067 personas en lo que va del sexenio de Andrés Manuel y casi todas ellas están condenadas a vivir en la pobreza el resto de sus vidas.

Eduardo Ruiz-Healy es periodista de radio y televisión.

Comentarios