Tendencias
Cintilla de tendencias

Cruce fronterizo

Homicidios Tijuana

Maltrato animal

Clima Tijuana

Desaparecidos en Tijuana

Policías muertos en accidente eran matrimonio

La pareja se encontraba fuera de servicio pero se dirigía a seguir la huella de una pista en un caso; la pareja se enamoró desde la academia de policía. 

Avatar del

Por Redacción/GH

Los detectives Ryan Park y Jamie Huntley-Park, quienes murieron este viernes en un accidente automovilístico, eran una pareja dinámica dentro y fuera del Departamento de Policía de San Diego (SDPD por sus siglas en inglés) que se conoció en la academia policía, señalaron sus seres queridos.

La pareja se encontraba fuera de servicio pero se dirigía a seguir la huella de una pista en un caso asignado a la detective Jamie Huntley, cuando fueron impactados de frente por otro conductor en la carretera interestatal 5 en San Ysidro, informó el jefe de Policía, David Nisleit.

Jamie, de 33 años, estaba adscrita a la División Sureña del SDPD, mientras que Ryan, de 32 años, estaba con la Unidad de Homicidios. Ambos fueron reclutados como policías el mismo día hace nueve años, y fueron promovidos a detectives el mismo día en 2017. Se enamoraron tras conocerse durante su estancia en la academia de policía. Para cuando fueron ascendidos ya habían formado un matrimonio.

Durante una emotiva conferencia de prensa, el mismo viernes, Nisleit apuntó que eran una pareja de jóvenes detectives en ascenso.

“No podrías conocer a dos chicos más amables”, le dijo a los reporteros desde el cuartel policiaco en el centro de la ciudad. “Tenían sus vidas por delante. Tanto sus vidas como sus carreras estaban definitivamente en una tendencia ascendente muy, muy rápida, simplemente haciendo un trabajo increíble ".

Deportistas queridos

El atletismo era un punto central para la pareja cuando estaba fuera de servicio, dijeron amigos a medios locales. Ryan destacaba como corredor mientras que Jamie era una consumada jugadora de hockey sobre hielo, logrando ser árbitro a nivel profesional y entrenadora de ligas juveniles.

“Todos la recordarán por siempre por su corazón de oro, y sus donativos, siempre, siempre retribuyendo a los niños que entrenaba, a sus compañeros oficiales cuando era árbitro y a sus compañeros oficiales”, dijo Alex Morrison, directora del programa de niñas del equipo de hockey juvenil San Diego Angels. “En este momento, todos estamos de duelo. Todos los entrenadores somos una familia muy unida”.

Jamie fue considerada candidata para trabajar en los Juegos Olímpicos como oficial, y probablemente también habría trabajado como árbitro en el Campeonato Mundial Femenino en Calgary.

Morrison dice que también llegó a conocer bien a Ryan: el grupo acababa de reunirse en Disneyland el lunes de la semana del accidente. Dice que el marido de Jamie era una pareja excepcional.

"Amante de la diversión, tenía sentido para la aventura", dijo Morrison. "Daría su camisa por ti".

Jamie y Ryan no tuvieron hijos, pero dejaron atrás una extensa familia de amigos y seres queridos en las filas de sus diferentes comunidades, durante y fuera de servicio.

"El corazón de todos está roto esta noche", dijo Morrison.

En esta nota

Comentarios