Tendencias
Cintilla de tendencias

Covid-19

Homicidios Tijuana

Variante Ómicron

Clima Tijuana

Vacunación contra Covid-19

No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

'Pega' falta de chips a la industria automotriz

Agencias de autos no logran satisfacer la demanda en BC debido a la baja producción en plantas armadoras, mismas que carecen de semiconductores para las unidades

Avatar del

Por Esther Hernández

Los autos de procedencia extranjera son comunes en las ciudades fronterizas.(Cortesía)

Los autos de procedencia extranjera son comunes en las ciudades fronterizas. | Cortesía

Tijuana BC.- El aumento en Baja California de los denominados autos chocolate podría ser una consecuencia del impacto que ha sufrido la industria automotriz por la falta de semiconductores, derivado de la pandemia del Covid-19, coincidieron expertos.

“Nos está afectando de una manera muy fuerte a todas las marcas de automóviles, no importa el país de origen, de tal manera que la demanda prácticamente la estamos satisfaciendo al 50%”, declaró Rodrigo Valle Hernández, presidente ejecutivo del Grupo Tersa y distribuidor de Renault y Peugeot.

Algunas marcas están ‘poniendo a dieta sus carros’, explicó, reduciendo cierto equipo que usa muchos chips, para poder sacar a la venta los carros.

“No estoy diciendo que la tecnología se va a detener, en ciertas cosas que no son tan importantes posiblemente no se pongan en los autos, por ejemplo, el control de velocidad usa varios chips, muchos no lo usan, entonces la marca determina en dónde recortar”, especificó.

Lista de espera

La lista de espera en algunas de las agencias a su cargo, refirió, es de hasta 50 personas que ya dejaron su depósito en espera de una unidad.

El auto chocolate no solo viene a afectar, sino viene a estorbar y viene a confundir al consumidor: Si tu distribuidor no puedes, voy a ir a ver qué carro chocolate me saco”

Lamentó.

El empresario auguró un cierre de año triste en el surtido de vehículos y un primer semestre de 2022 similar porque no creen que el problema se resuelva el próximo año.

Roberto Salas Corrales, coordinador de ingeniería mecánica en CETYS Tijuana apuntó que la pandemia del Covid-19 ha impuesto condiciones laborales dentro de las plantas que ha motivado una reducción sistemática de su capacidad instalada, en algunos casos, incluso, ha tenido que detener los proyectos de desarrollo para la industria automotriz.

“La electrónica que lleva un automóvil es muy sofisticada, es la interacción de muchísimos componentes de diversos proveedores; estos proveedores al ver afectadas sus líneas de producción impactan a toda la cadena de suministro”, señaló.

Crecimiento innecesario

La situación podría tener un efecto secundario el encarecimiento de las unidades, expresó, eventualmente crecimiento innecesario de inventarios y en el caso de Baja California, en mayor circulación de los llamados autos chocolate.

“El mercado propiciará que los hábitos de uso de vehículos nuevos se contraigan ligeramente más que en otros lugares de nuestro país dada la facilidad que se tiene de acceso a vehículos usados de origen extranjero”, manifestó.

Los nuevos diseños de vehículos, precios y facilidades tendrán que modificarse para permitir la supervivencia del mercado, comentó, y la coexistencia con los consumos de vehículos que no son estrictamente nuevos y que no tienen la misma tecnología.

“La electrónica, siendo uno de los componentes más finos y caros del vehículo, necesitará reactivarse hacia un condición mucho más asequible que permita un balanceo de costos que permita el consumo con mayor fuerza”, indicó.

Con base en el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC), si se compra septiembre de 2019 con septiembre de 2021, en promedio los autos aumentaron 116 mil 494 pesos, dependiendo del modelo.

Venta de autos

De acuerdo a cifras de la Asociación Mexicana de Distribuidores de Automotores (AMDA) el promedio de venta de autos de agencia en Baja California incrementó en 2021 en comparación con 2020, pero no supera el promedio mensual de 2019, cuando no existía la pandemia del Covid-19.

En 2019, con cifras de enero a agosto, mensualmente se vendieron un promedio de 2 mil 796 autos, 2 mil 91 en 2020 y 2 mil 430 en 2021, señalan las estadísticas de la AMDA.

En 2019 los bajacalifornianos compraron 33 mil 554 vehículos de agencia, 25 mil 95 en 2020 y en 2021 suman 19 mil 447, con cifras a agosto.

“Es importante resaltar que la solución a este problema coyuntural no será inmediata, pues el proceso de fabricación de semiconductores es complejo y el incremento en la capacidad de producción requiere de fuertes inversiones que llevan tiempo”, informó el presidente de la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA), José Zozaya.

Mil 400 proveedores

Detalló que en el país existen alrededor de mil 400 proveedores de la industria automotriz, de los cuáles 51.8% se encuentran en la frontera Norte en los estados de: Baja California, Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas. En Baja California, se estima que se fabrica el 2.7% de las autopartes del país.

Las armadoras reprograman la producción de sus modelos más afectados de acuerdo con las fechas de entrega de los componentes cuyos inventarios se agotaron, puntualizó, para así tener el menor impacto posible en sus volúmenes de producción.

El presidente de la Asociación de la Industria Maquiladora y de Exportación de Tijuana (Index Zona Costa BC), Pedro Montejo Peterson informó que en el país hay 341 empresas del sector automotriz, de las cuales 68 están en la Zona Costa (62 en Tijuana) y 23 en Mexicali.

“Esperábamos que para el último trimestre del año ya nos estuviéramos recuperando con la escasez, pero la realidad es que no está ocurriendo y ahorita la nueva proyección es que nos recuperemos hacia el final del segundo trimestre de 2022”, expuso.

La pandemia

A raíz de la pandemia muchos proveedores tuvieron que cerrar y cuando empezó la nueva normalidad los proveedores no se dieron abasto con las altas demandas de muchos productos que al estar en confinamiento aumentaron su demanda de una manera exponencial, lo que afectó al resto de los sectores.

El presidente de la Cámara Nacional de la Industria Electrónica, de Telecomunicaciones y Tecnologías de la Información (Canieti), Noroeste, Román Caso Espinosa abundó que los semiconductores son patentados y en México no hay.

“México, como varios otros países de manufactura de ensamble, dependemos de que lleguen esas piezas ya terminadas, aquí no hay producción”, dijo.

En los autos se nota más, comentó, pero también tienen microchips las televisiones, refrigeradores, electrodomésticos, equipos médicos. Todo equipo electrónico que necesita inteligencia o procesamiento.

En esta nota

Comentarios