No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Tijuana

Vive madre una doble tragedia en accidente de Rosarito

Karime Cardona nunca imaginó que un viaje de recreo le arrebataría a un hijo y otro resultaría con un brazo cercenado.

Avatar del

Por Ángel González

Karime Cardona, madre de Moisés y Giovanny.

Karime Cardona, madre de Moisés y Giovanny.

Tijuana.- La última ocasión en que la señora Karime Cardona tuvo comunicación con su hijo Moisés fue la noche del martes, cuando el joven de 24 años le notificó que ya iba de regreso a Rosarito tras pasar el día en un balneario con su hermano, Giovanny, y otros compañeros de trabajo.

Karime no se imaginaba que la siguiente noticia que tendría de sus hijos sería que el camión en el que viajaban se había volcado en el corredor 2000.

Los momentos de incertidumbre se convirtieron en pesadilla cuando supo que su hijo Moisés falleció en el accidente, mientras que Giovanny perdió el brazo y fue trasladado en condición grave al Hospital General de Tecate.

El martes por la mañana, los empleados de un colectivo de múltiples restaurantes ubicados en la avenida principal de Rosarito, en esquina con la calle Nogal, fueron llevados a un balneario en Tecate.

Los empleados fueron trasladados de regreso a Rosarito en camiones turísticos; por la noche, a unos metros del entronque con el bulevar Popotla, el autobús donde viajaban los hermanos Cardona se volcó.

Moises

“Mi nuera, la novia de “Moy”, estaba en la casa, viendo las noticias, se había preocupado porque no le contestaban los mensajes, entonces me dijo que había un accidente y que no sabía donde estaba “Moy”, vimos las noticias y concordaba con el viaje que hicieron ellos”, relató la madre de los jóvenes, Karime.

El temor de la madre de familia se convirtió en realidad cuando se le confirmó que Giovanny había perdido el brazo en el siniestro.

Sin embargo, el peor escenario posible se materializó cuando Giovanny le dio la noticia del fallecimiento de Moisés; el joven pudo comprobarlo cuando descubrió que uno de los cadáveres que quedaron en el interior del camión tenía un tatuaje distintivo de “Moy”.

“Él se tatuó mi fecha de nacimiento en el brazo cuando cumplió 18, me dijo que si le regalaba un tatuaje, le dije que no, me dijo que me iba a gustar, le costó mil 800, pero fue mi fecha de cumpleaños y fue por eso que lo reconocieron”, dijo Karime, tratando de aguantar el llanto.

A un día del accidente que cambió la vida de la familia Cardona, la señora Karime no recibió ninguna notificación por parte del restaurante donde laboraban sus muchachos.

De hecho, de no ser por Giovanny, desconocería el paradero de Moisés.

“Mi hijo, el que está en el hospital, rescató la billetera de “Moy”, no traían identificación pero sabíamos que estaba ahí, las autoridades nunca me dijeron nada y los de la empresa no me dieron nada, hasta ahora no se han comunicado conmigo”, lamentó.

“Quedan destrozados”

El fallecimiento de Moisés y la amputación de Giovanny afectaron a tres familias.

Con el accidente, no solo Karime se quedó sin un hijo, sino que una joven se quedó sin su pareja y el padre de dos menores perdió su brazo.

“Moy estudiaba para abogado en Humanitas y su ilusión era este año embarazarse, después de tener tres años con Karla, ya habían decidido ser papás este año y ya no pudo ser; Gio tiene dos hermosos bebés de cinco y un año, no se que va a pasar, ya no tiene un brazo”, manifestó la madre.

Giovanny

Por último, Karime describió a su hijo Moisés como un joven que siempre se esforzó por cumplir sus metas y que laborar en el restaurante era únicamente un medio para lograr una más.

“Todas las mamás decimos que nuestros hijos son los mejores del mundo pero yo tengo tres hermosos; con mucho esfuerzo y trabajando, Moy lograba sus metas, tengo dos hijos más, ambos quedan destrozados, solo estamos nosotros aquí en Tijuana, no tenemos más familia”, expresó.

En esta nota

Comentarios