No te pierdas las últimas noticias

Suscríbete a las notificaciones y enterate de todo

Tijuana

El fauno de Agua Caliente cobra vida en Tijuana

La restauración de la histórica fuente quedó concluida  y la obra fue entregada a directivos de la Preparatoria Federal Lázaro Cárdenas.

Avatar del

Por Daniel Antuna

Clave en el proyecto fueron el vicepresidente de patronato, Ignacio Ayala, el secretario Flavio Ramos, la tesorera Lili Delgadillo,  Antonio Lara, Francisco Ruiz Esparza, así como los restauradores  Alejandro Loyo y Cecilia Trejo.(Cortesía)

Clave en el proyecto fueron el vicepresidente de patronato, Ignacio Ayala, el secretario Flavio Ramos, la tesorera Lili Delgadillo,  Antonio Lara, Francisco Ruiz Esparza, así como los restauradores  Alejandro Loyo y Cecilia Trejo. | Cortesía

Tijuana, BC.- El Fauno de Agua Caliente cobró vida.

Después de cinco años de trabajos, el Patronato Pro Restauración del Fauno de Agua Caliente, entregó la obra a directivos de la Preparatoria Federal Lázaro Cárdenas.

La restitución se realizó en el marco de los festejos del 132 aniversario de Tijuana.

Este sitio tiene un valor histórico, tuvo un impacto en la vida socio cultural de la ciudad, fue la principal atracción turística y clave en el desarrollo económico así como de la educación de Tijuana”, dijo el titular del Patronato, Enrique Briseño.

Balneario de Agua Caliente

La Fuente del Fauno fue el acceso al balneario de Agua Caliente, complejo turístico que operó entre 1928 y 1935 y que además contaba con casino, hotel, galgódromo y campo de golf.

Tras su clausura, se convirtió en centro educativo que ahora alberga, además de la Preparatoria Federal, tres secundararias y una escuela de enseñanza especial.

En el evento también acudieron la alcaldesa de Tijuana, Karla Ruiz MacFarland, así como Pedro Ochoa, titular de la Secretaría de Cultura de Baja California.

Clave en el proyecto fueron el vicepresidente de patronato, Ignacio Ayala, el secretario Flavio Ramos, la tesorera Lili Delgadillo,  Antonio Lara, Francisco Ruiz Esparza, así como los restauradores  Alejandro Loyo y Cecilia Trejo.

En esta nota

Comentarios